“Las playas de Benidorm bien merecen un tirón de orejas”. Por J. A. Corachán

0
10324
Publicidad
Publicidad

A través de la prensa provincial y local nos enteramos que con motivo de la regulación del acceso y reserva de parcelas en las playas de Benidorm, se ha aprobado en un Pleno Extraordinario un gasto de 662.278,29 € mediante el recurrente sistema de la “adjudicación directa” a  la empresa RA Benidorm.

Es el Interventor municipal quien pone en cuestión la adjudicación directa, cuando dice que en lugar de haber utilizado el ya tradicional sistema de siempre, se debía haber acudido a la adjudicación sin publicidad (que acorta plazos cuando hay urgencias) que abre la posibilidad de licitar entre varias empresas la contratación y al Pleno elegir la opción mas apropiada a la coyuntura sanitaria actual.

Leo en la prensa que el Interventor da su visto bueno a la propuesta pero “da un tirón de orejas al servicio y a su gestión”. Como dicen en mi tierra que es ésta, si vols mes para el cabas, o sea que sí pero que no, es decir si es que no no puede ser que sea sí porque es un no sin gluten ¿en que quedamos ni si, ni no, sino todo lo contrario?. El responsable del Ayuntamiento es el Alcalde, luego deduzco que las orejas estiradas son las suyas y me pregunto ¿en que dirección va el tirón? ¿en dirección al Vortex o en dirección al Asterión?…

No soy ningún experto en interventores de la administración local, pero si se que estos funcionarios que lo son de habilitación a nivel estatal tienen como función principal controlar el manejo y disposición de los fondos del Ayuntamiento, dicho de otra forma, fiscalizar la legalidad de los gastos e ingresos del dinero público y llevar su contabilidad. Pero tienen un grave problema laboral, siempre están entre la espada y la pared, sobre todo en los muncipios de cierta entidad en donde en ocasiones, como es nuestro caso, se manejan fondos con intereses contrapuestos.

Corachán es efe de opinión en Agencia6

La falta de transparencia conlleva la carga equivalente de corrupción. No olvidemos que la tesorería municipal según el Artº. 195 de la Ley de Haciendas Locales siempre está sujeta a contabilidad e intervención públicas, no obastante Benidorm parece ser la excepción.

El problema es que el cargo de Interventor es de “designación directa” y su cese puede serlo por simple decreto de la Alcaldía, es como un cargo de confianza que depende del  ¡¡Señor Alcalde, Sí Señor Alcalde!!. Así expuesto el cargo de Interventor ante un posible choque de trenes por contraposición de intereses, lo mas prudente es seguir la estela de la locomotora del Alcalde, a pesar de que lo mas sensato y ético sea aguantar la embestida y el despido posterior.

Y a lo que vamos, la empresa RA Benidorm  concesionaria de la instalación del mobiliario de las playas, del socorrismo y la limpieza de nuestros arenales, ahora cuenta tambien con la tecnología subcontratada a su vez, que controlará el acceso de los usuarios a las playas, por el módico precio (al haberse eliminado la competencia) de 662.278,29 €.

La aplicación tecnológica debería haber empezado a funcionar el lunes pasado, desconozco si existe una razón suficiente pero entiendo que adaptar la instalación de hamacas, la vigilancia y la limpieza de nuestras playas a la creación de un sistema informático para regular su acceso, debe ser complicado

Con ello no quiero implicar que sea imposible la mezcla de tan dispares actividades, pero… zapatero a tus zapatos, añadir subcontrata a otra subcontrata encarece los costos, a no ser que el personal que instala a diario las hamacas y limpia la arena de nuestras playas sean técnicos informáticos graduados en la UJCI, en cuyo caso el retraso está mas que justificado. Cabe otra posibilidad por aquello del piensa mal y acertarás: el manejo, la previa manipulación, el arreglo… pero no se debe pensar mal, es mas cómodo y prudente no pensar: ¡¡Señor Alcalde, Sí Señor Alcalde!!

Si bien es cierto que el número de hamacas ha disminuido, no es menos cierto que bromitas con las prebendas del Cortijo Benidorm, las justas. ¿Transparencia, Ley de Haciedas Locales, Interventor?… Ande yo caliente, riase la gente y ahora que llega el verano… porque cuando encaremos el otoño, que Dios nos coja confesados en la cola de Cáritas.

José Antonio Corachán Marzal

Observación: Las fotos de este artículo de opinión fueron tomadas a las 12 horas y 17 minutos del viernes 19 de junio de 2020 en la Playa de Levante de Benidorm como muestra de la desolación que sufre y padece la ciudad

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí