“Benidorm, la alquería del PP”. Por J. Antonio Corachán

0
10434
Publicidad
Publicidad

Parece ser que los responsables del PP en Benidorm piensan, como la alquería Benidorm es mía, hago lo que quiero, no necesito consultar a los vecinos. Los vecinos estan para pagar lo que yo diga, faltaría mas. El amo solo consulta al médico y a colectivos con nombre en inglés… Patty Recovery, Visit Benidorm, Benidorm Beach Safety… y ¡la madre que los parió! Eeeeh que las Playas son del pueblo. Que en el pueblo además de políticos carcas, hay vecinos, que los vecinos tenemos voz y tenemos opinión y si bien es cierto que solo tenemos voto un día cada cuatro años teóricamente, nuestro derecho a ser por lo menos oidos, perdura durante los 1.460 días restantes.

Ahora bien, en las ocasiones importantes siempre aparece en la puerta de ciertos despachos políticos ultramontanos el cartelito de ¡NO MOLESTAR!  Y yo lo siento, pero si mi dinero es bueno para cobrar a fin de mes, ha ser igual de bueno para  m o l e s t a r, en esta vida hay que estar a las duras y  a las maduras. Solo a las maduras es cosa de nazis y fascistas y ¿como terminan?… a la historia me remito: ¡Sin plumas y cacareando!. Lo de las plumas es como las hojas otoñales, se las lleva el viento y el cacareo es simple y llanamente la charlatanería y palabrería a que nos tiene acostumbrados el Alcalde y sus compañeros de bancada.

El Neighborhood Council (Consejo Vecinal para los expertos) de Benidorm tiene cabida en la web municipal benidorm.org. Si tecleas esa web, aparece Ayuntamiento, sigues y a continuación tienes concejalías, continúas y llegas a Participación Ciudadana y al fin alcanzas  al Consejo Vecinal con una PAGINA EN BLANCO. Bien es cierto que en la parte baja de la pantalla aparecen tres anuncios de la Unión Europea, otro del Servef y por último otro de la UTE Avenidad del Mediterráneo. Con este contubernio informático llegamos a la conclusión del valor que suponemos para el Ayuntamiento: NINGUNO – PAGINA EN BLANCO…

Con solo un mínimo de educación (que es gratuita y en todo caso subvencionada por el Estado) lo menos que nos merecemos es que se nos pida nuestra opinión como vecinos o como representantes de los diversos barrios de la ciudad, sobre el tema de las playas, por su inmediata urgencia y por su importancia social en Benidorm. Pues nada, que si quieres arroz Catalina vas y lo buscas en el Albir o en Finestrat, aquí solo tenemos Hamburguesas y Eggs with bacon and beans. ¡Ah! y monos a un paso, en Gibraltar.

Imagen de archivo de J.A.Corachán en un pleno del Consejo Vecinal de Benidorm

¿Participación ciudadana? Vamos anda, a otro tonto con ese cuento. La única participación que tiene en consideración nuestro Ay-untamiento es la económica, para el día a día, para subirse lo sueldos o para incrementar siempre los presupuestos de obras incluso en ocasiones para subvencionar fiestas sin dar cuenta alguna.

¿No nos acordamos del presupuesto previsto para la construcción del nuevo Ay-untamiento  y los millones que costó al final? ¿Tampoco recordamos el costo del Polideportivo? ¿el parque de L’Aigüera?¿de la estación de Autobuses?… pues ahora le toca el turno a la Av. Del Mediterráneo.

Imagen de las obras de la Avenida Mediterráneo iniciadas a principios de 2019

Obra presupuestada por 9,5 millones de euros y que ya suma una modificación al alza claro, por 1,8 millones de euros… y todavía no ha terminado la obra. Por cierto tampoco ha terminado la obra de la Plaza Triangular (mas conocida por Plaza Rompetacones) que cuando termine la iluminación y colocación del Monolito Fantasma, veremos que modificación presupuestaria le acompaña… sorpresas nos da la vida, la vida nos da sorpresas y nos la dará una vez mas nuestro Ay-untamiento.

Pero no importa, si no nos quieren en las playas, nos iremos al monte, como los maquis en 1944.

José Antonio Corachán Marzal

Consejero del  Consejo Vecinal

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí