Maduro ordena escoltar a cinco buques iraníes hasta las costas de Venezuela

0
10126
Publicidad
  • La oposición denuncia que los ayatolás planean instalar una base de espionaje en el noroeste del país
Publicidad

La polémica esta servida con la llegada de los cinco buques de Irán a las costas de Venezuela. El primero de ellos, llamado «Fortune», está previsto que arribe este viernes o el fin de semana al muelle petrolero de José, estado Anzoátegui, en un franco desafío a la Fuerza Armada de Estados Unidos, desplegada en el Caribe para enfrentar el narcoterrorismo. Esta crisis de los «buques iraníes», que evoca la «crisis de los misiles» de Cuba en el siglo XX, ha entrado en un debate intenso entre venezolanos que no esperan derive en confrontación bélica.

Nicolás Maduro afirma estar preparado: «Estamos listos para lo que sea», dijo a su minisgro de Defensa, Vladimir Padrino López, agradeciendo a los ayatolás aliados la llegada de los barcos iraníes para suministrar aparentemente material químico con el que producir gasolina en Venezuela, desafiando las sanciones que impuso la administración de Donald Trump.

Padrino López detalló que «esos buques, cuando entren a nuestra zona económica exclusiva, serán escoltados por naves, buques y aviones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para darles la bienvenida». «Nosotros ya hemos establecido contacto con ministerio de Defensa de Irán», añadió.

Por su lado, el jefe del Comando Sur de EEUU, almirante Craig Faller, cree que la presencia de Irán en Venezuela es una amenaza para EE.UU. y la región, y tratará de impedir la llegada de los buques. «Irán ayuda a Maduro con la intención de ganar terreno en América Latina y apoyar con tecnología y armas a grupos terroristas», afirmó.

Envío de gasolina en duda

El alcalde metropolitano de Caracas exiliado en Madrid, Antonio Ledezma, señaló que los buques iraníes pueden traer material para montar una base terrorista en Venezuela.

Se refirió a la denuncia del comisionado de Seguridad, designado por la Asamblea Nacional, Iván Simonovis, quien puso bajo sospecha el envío de gasolina. Asu juicio, más bien se trataría de material para instalar un centro de operaciones iraní en el Cabo San Román, en el extremo norte de la península de Paraguaná, estado Falcón. En un vídeo, Simonovis señaló que la también compañía iraní sancionada Mahan Air ha realizado 17 vuelos a Venezuela. La mayoría terminaron en Paraguaná con la excusa de hacer reparaciones en la refinería, pero no es así. «Lo que está haciendo es crear un centro de operaciones en el Cabo San Román», denunció.

Destacó que Mahan Air está bajo el radar de las investigaciones desde hace 10 años por ser un apéndice operativo de los Guardianes de la Revolución.

El presidente interino, Juan Guaidó, señaló que el supuesto cargamento de combustible de los buques iraníes «solo alcanzan para cubrir diez días la demanda del país». Según Guaidó, Maduro usa los barcos para hacer propaganda sobre una «supuesta amenaza a los buques iraníes». Al traerlos, solo demuestra que no hay capacidad de producción en el país, porque «destruyeron la industria petrolera», advirtió.

Guaidó también puso en sospecha el cargamento: «¿Quién garantiza que hay crudo en los tanqueros? ¿Con qué se pagó ese crudo? Nosotros presumimos que se ha pagado con el oro de sangre», apuntó.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí