“La caja negra del covid-19”. Por José Antonio Corachán

0
10424
Publicidad
Publicidad

Siempre que ocurre un incidente grave o accidente con muertos y/o heridos en un medio de transporte aéreo, en una línea férrea, en un barco e incluso una nave espacial hay que acudir a la “Caja Negra” para tratar de averiguar cual ha sido el origen del suceso una vez analizado su contenido.

Hoy no vamos a tratar de accidente alguno, hoy nos toca hablar de la pandemia causada por el covid-19 y sobre todo de los mas de 17.000 compatriotas muertos que hasta el momento contamos y lamentamos en este Lunes de Pascua. Y nos surge una pregunta ¿no existirá una Caja Negra que pueda darnos una pista segura de quienes son los responsables de esta masacre?.

Antes de contestar a la pregunta vamos a ver que es una Caja Negra y su utilidad. La Caja Negra es un elemento en el que se introducen unos datos concretos y da salida mediante un proceso informático a unas respuestas claras. Nos importa cómo entran los datos y como se obtienen las respuestas, pero no nos importa su compleja construcción, simplemente podemos añadir al objeto de la fiabilidad de las respuestas que su software elimina los posibles errores en la introducción de los datos mediante algoritmos similares a los utilizados en las tarjetas de crédito o en la letra que acompaña a los DNI. La explicación de como estos algoritmos funcionan es bien sencilla si acudimos a un ejemplo: Cuando lanzamos una moneda al aire podemos obtener solamente dos respuestas: cara o cruz, la respuesta cara y cruz es imposible. El error o la manipulación de la entrada de datos en la Caja Negra no es factible porque sus algoritmos lo impiden.

La Caja Negra no puede ser un totum revolutum, los datos deben mantener un orden, orden que se consigue mediante módulos que los agrupan de conformidad a los resultados que esperamos obtener. En el caso del ferrocarril tenemos un módulo que almacena datos de velocidad y los comprara con los previamente fijados por tramos, en el supuesto de un avión que es mas complicado, tenemos el módulo CDR que graba el audio y vídeo de la cabina y el módulo FDR que recoge y almacena los datos de velocidad, altura y rumbo.

En el caso que nos ocupa, la Caja Negra del covid-19 ¿llevará un módulo MCCh (Malditos Científicos Chinos) que nos permita averiguar si han sido ellos los culpables? ¿será un módulo MPC (Malditos Políticos Corruptos) que nos indique su grado de corrupción e incapacidad? acaso sea algo mas sencillo, con menos carga de I+D+I, un módulo tipo AmM (Aguanta mientras Miento)… La verdad es que no lo se, es mas, dudo que contenga alguno de ellos porque mi investigación vírica ha ido por distinto camino, no tengo mascarilla que me cubra, laboratorio, subvención que me mantenga ni político corrupto que me soporte… solo tengo los textos de los Libros Sagrados para ayudarme en la prospección.

En ellos andaba buceando para tratar de averiguar quién es el culpable de esta chusma política que nos está arruinando y terminaba de descubrir que no había sido Dios, puesto que El creó al hombre a su imagen y semejanza (Génesis 1:28). En ese punto estaba tratando de descubrir si había habido algún problema genético transversal en la fabricación de ciertos políticos faltos de ética y moral, cuando de repente, sin buscarlo ni prevenirlo (así suele ocurrir en los grandes descubrimientos) me topé con el siguiente versículo:  Amarás á tu prójimo como á ti mismo (Mateo 22:39).

Y me he dicho: ¡Ya lo tengo! ¡Ya está claro! No hace falta seguir mas, el covid-19 lleva su Caja Negra y con ella cuando termine esta pesadilla de pandemia podremos saber quien o quienes han sido todos los culpables. Los culpables de este caos serán aquellos que no hayan  tenido el mínimo atisbo de solidaridad, de amor al prójimo. Sobre ellos habrá que cargar la responsabilidad de los miles de muertos.

No olvidemos este principio bíblico y actuemos en el futuro en consecuencia.

Nuestro jefe de opinión reflexiona sobre las “cajas negras” de un virus que ya acumula más de 17.000 muertos en un mes en España.

José Antonio Corachán Marzal

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí