La Generalitat Valenciana entrega 9.700 tablets con conexión a niños sin medios para finalizar el curso escolar desde sus hogares

0
10439
Publicidad
Publicidad

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado la compra de 9.700 tabletas con conexión 4G que se distribuirán a través de los institutos de Secundaria y Formación Profesional a alumnado sin acceso a las tecnologías de información y la comunicación (TIC) para garantizar su formación y evitar así la exclusión digital de las familias más desfavorecidas.

El president ha comparecido ante los medios de comunicación tras la reunión por videoconferencia mantenida con el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, y el conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, para aportar datos sobre esta medida. La iniciativa ha sido desarrollada por la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DGTIC), dependiente de la Conselleria de Hacienda, en colaboración con la Conselleria de Educación, con el fin de hacer frente a la situación excepcional generada por la expansión de la COVID-19.

Ximo Puig ha destacado el “esfuerzo encomiable” realizado por la DGTIC de la Conselleria de Hacienda y por la Conselleria de Educación para poner en marcha esta solución, con la participación de las empresas de telecomunicaciones Telefónica y Huawei, a las que ha agradecido la disposición y colaboración que han mostrado para sacar adelante este proyecto, que se verá completado con otros acuerdos en los que trabaja la Generalitat.

El titular de la Generalitat ha explicado que la adquisición de este equipamiento informático, a la que la Generalitat ha destinado dos millones de euros, también busca dar facilidades de comunicación a pacientes ingresados en los centros sanitarios. Asimismo, y a través de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, se atenderá a personas con especiales dificultades en el ámbito de las tecnologías de la información.

Así funcionará el reparto de tabletas

Ximo Puig ha explicado que las 9.700 tabletas, con enlace de datos 4G incorporado, serán distribuidas entre el alumnado de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional sin equipos informáticos, atendiendo a la capacidad de renta y la situación de cada familia, lo que “beneficiará a los sectores más desfavorecidos y con menor accesibilidad a las TIC”.

Los equipos se entregarán en préstamo durante el periodo que dure la crisis del coronavirus, y, en ese tiempo, la Generalitat asumirá todos los gastos asociados al tráfico de datos que se genere por el uso de los terminales. A la finalización del mismo, el material quedará en los institutos para que pueda seguir siendo usado allí por los y las estudiantes.

Los equipos se enviarán a casa de cada alumno o alumna directamente, y serán las direcciones de los centros educativos las que determinarán qué estudiantes recibirán este material de apoyo. Tendrá prioridad el alumnado de Bachillerato y FP. Una vez cubierto este alumnado, si el centro cuenta con dispositivos, se repartirán entre el alumnado de ESO con estas necesidades.

El número de tabletas que corresponde a cada instituto se determina en función de sus unidades educativas, además de un extra de unidades para los centros cuyo índice socioeconómico del alumnado sea más bajo. Esto implica que un instituto habitual con 4 unidades por nivel educativo recibirá unas 16 tabletas con conexión integrada, y si es de nivel socioeconómico bajo, recibirá unas 25.

Además, la conselleria enviará también otros 1.700 ordenadores portátiles para los equipos directivos de todos los centros educativos públicos, para que puedan contar con más medios para su trabajo a distancia de coordinación con el profesorado de sus centros educativos.

Se busca así reforzar la docencia digital que se realiza a través del Plan MULAN, siglas que responden al Modelo Unificado Lectivo de Actividades no Presenciales, una plataforma que integra distintos portales para los diferentes cursos y ciclos formativos de todas las etapas escolares.

Sanidad e Igualdad

El programa desarrollado por la DGTIC, tal como ha explicado el president, se completará con el reparto, por la Conselleria de Sanidad Universal, de entre 500 y 1.000 dispositivos (entre teléfonos y tabletas) a pacientes de COVID-19, algo que ya se ha empezado a realizar, y la distribución, por parte de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, de otros 500 equipos.

Respecto a los equipos que serán entregados en los hospitales, el objetivo básico es facilitar la comunicación de los y las pacientes ingresados que carecen de medios para mantenerse en contacto con sus familias. Sanidad ha establecido el protocolo que se seguirá para garantizar que las personas que lo precisen accedan a este servicio. Además, se ha habilitado el acceso libre a la red wifi de los hospitales para el uso gratuito de esos dispositivos, así como para acceder a contenidos.

Colaboración entre Soler y Marzà

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha indicado que esta iniciativa “servirá para garantizar el acceso a los servicios y la comunicación en los sectores más vulnerables de la sociedad, principalmente al ámbito de educación, pero también para el ámbito sociosanitario”.

El conseller de Educación, Vicent Marzà, ha destacado que, con esta nueva medida, se evita que se genere una brecha entre el alumnado que tiene acceso a las tecnologías desde casa y el que no. “Siempre ha sido y siempre será nuestra prioridad asegurar la igualdad de oportunidades para todo el alumnado, independientemente de sus circunstancias sociales y económicas. Por eso, ahora más que nunca hay que atender a la población que se encuentre en contextos más vulnerables”, ha señalado.

Medidas para afectados y afectadas por ERTE

Por otro lado, el president también ha subrayado que el Consell trabaja en un decreto con el que se arbitrarán medidas destinadas a compensar la pérdida de poder adquisitivo de las trabajadoras y los trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). Tal y como ha subrayado, se está ya en conversación con los agentes sociales con el fin de aprobar este decreto en el pleno del Consell del próximo viernes.

Puig se ha referido en este sentido a la reunión por videoconferencia mantenida este miércoles con representantes empresariales y de los sindicatos para abordar actuaciones de carácter socioeconómico ante la situación de emergencia causada por el coronavirus. Al encuentro han asistido también el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, y el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafael Climent.

Mascarillas de Divina Pastora

Puig ha agradecido además a Divina Pastora Seguros su “gran muestra de solidaridad” por la donación de 300.000 mascarillas tipo FFP2, que se destinarán a centros sanitarios y sociosanitarios de la Comunitat Valenciana. El president ha subrayado que el material será puesto a disposición del personal sanitario y sociosanitario valenciano “que está haciendo frente, con una entrega excepcional, a la lucha frente al coronavirus”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí