Fallece el primer funcionario de prisiones por coronavirus en la cárcel de Fontcalent en Alicante

0
10266
Publicidad
Publicidad

La noticia saltaba el pasado domingo desde el centro penitenciario alicantino. Se consumaba un fallecimiento que se producía a las 09.30 horas de un trabajador nato que a sus 66 años había decidido extender su vida laboral hasta los 70. Fontcalent es una prisión con capacidad máxima para 450 internos, y en muchas ocasiones ha llegado a alcanzar los mil, e incluso los ha superado.

Sus compañeros, abatidos, recordaban que en repetidas ocasiones se habían puesto en conocimiento de Instituciones Penitenciarias las lamentables condiciones en las. que cientos de funcionarios trabajan a diario en un centro vetusto, obsoleto, que se cae a pedazos, y que mantiene en vilo a todos ellos dados los últimos acontecimientos, como fue el incendio en una de las viviendas que ocupan, y que meses después, sigue en un estado de ruina sin ser reparado desde el Ministerio del Interior.

Estado de una vivienda de los funcionarios de Fontcalent, en estado ruinoso desde hace meses tras sufrir un incendio

Este lunes los compañeros del finado han confirmado que habían enviado hasta setenta peticiones al Ministerio del Interior para que se les suministrase material de protección frente al virus. Y pese al fallecimiento y las alertas, nadie ha hecho caso de esas peticiones cargadas de sentido común para asegurar la vida de estos trabajadores.

«El funcionario (…) que se encuentra en servicio (…) y con motivo de la pandemia y declaración del Estado de Alarma solicita que el centro penitenciario de Alicante 1 (Foncalent) me proporcione los accesorios que faltan para un equipo de protección individual para en caso de estar en contacto con internos con posibilidad de estar contagiados, tenerlo a mano para poder desarrollar mi servicio en las condiciones que indica el protocolo y no poner en riesgo la salud de los internos y la mía misma». Esta petición es sólo un ejemplo de las decenas presentadas por los trabajadores de la prisión.

Ismael Santamaría, de 66 años, era trabajador del centro penitenciario. El fallecimiento se ha producido en su domicilio, donde se encontraba desde el pasado miércoles con síntomas del virus que mata a ochocientos personas diariamente en España.

El Ministro del Interior ha lamentado esta mañana su defunción y ha transmitido a su viuda y compañeros el pésame a través de las redes sociales.

Foto portada: Antonio Zarco

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí