Pedro Sánchez recula y permite a las autonomías comprar las mascarillas que les negaba para atajar el contagio por coronavirus

0
10305
Publicidad
Publicidad

No salimos de una y el actual Gobierno de España nos sorprende con otra. Ayer veíamos a responsables autonómicos quejarse de la falta de material sanitario para atajar la expansión de la pandemia por coronavirus. Hoy el ministro de sanidad decía en su comparecencia diaria que no “entraba” en polémicas porque “el gobierno está actuando correctamente”. A las pocas horas, un presidente desbordado e incapaz de liderar la crisis que sufrimos, ha reculado y autoriza a comprar el material a las comunidades autónomas.

Y es que es manifiesto que la improvisación del Gobierno de Pedro Sánchez ha tenido una consecuencia añadida: la falta de stock de material sanitario -mascarillas, guantes, test de coronavirus- para evitar los contagios y combatir el virus. El 10 de marzo, el Gobierno acordó e impuso la centralización de las compras de este material por decreto. Desde el primer día que surgió el coronavirus se mantuvo un principio de lealtad por parte de los Ejecutivos regionales para ir coordinados todos por el Gobierno de Sánchez y dar los pasos de forma conjunta guiados por el Ministerio de Sanidad. Pero esa coordinación , por lo visto, ha fallado más que una escopeta de feria.

El resultado de esa falta previsión llegar al 20 de marzo sin test de la enfermedad, sin mascarillas, sin gel de manos para evitar el contagio, etc. Ahora, cuando se acaba de rebasar la cifra de 1.000 muertes, el Gobierno ya no quiere llevar el peso de la responsabilidad de ese colapso en solitario y ha decidido abrir las compras a las comunidades autónomas, reconociendo con ello su incapacidad para liderar la lucha contra la pandemia.

El Gobierno aprobó el pasado martes el Real Decreto por el que se modifica la Ley de Salud Pública. El resultado fue la compra centralizada de productos sanitarios. De ese modo, y de manera legal, se imponía lo que ya se había convertido en una práctica asumida por todas las autonomías desde el inicio del avance del coronavirus en España.

Así, el Consejo de Ministros, para “asegurar que todo el material de protección necesario para hacer frente al Covid-19 esté disponible”, según el ministro de Sanidad, Salvador Illa, imponía la compra centralizada. Un fracaso según esta noticia de alcance que ofrecemos a todos Ustedes.

Los proveedores con capacidad y autorización para importar ese material de protección frente al coronavirus, de hecho, han recibido este mismo viernes de urgencia el permiso para aceptar órdenes de las comunidades autónomas.

El PSOE y Podemos se están cubriendo de gloria con su espantosa gestión en esta crisis que tiene aturdida a la sociedad española. Hemos visto como ha empezado todo, como está transcurriendo, y el final puede ser de cualquier tipo porque este gobierno está ya bajo sospecha de cualquier acción irresponsable que nos conduzca a cualquier cosa menos a luchar contra la pandemia.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí