¿Cómo ocultas los secretos de los ovnis, cuando hay OVNIS sobrevolando la capital?

1
10309
Publicidad
  • Los investigadores mantienen que el presidente Truman creía en el extraordinario valor militar de la tecnología extraterrestre y en la política secreta del gobierno de ocultar toda información al público.
Publicidad

Después de la Segunda Guerra Mundial surgieron noticias de avistamientos por toda América. En WASHINGTON D.C. el presidente Truman trabajaba con diligencia para mantener el conocimiento oficial del Gobierno en secreto, pero su plan sufrió un golpe devastador cuando ocurrió algo extraordinario.

El 19 de julio de 1952, un sábado por la noche, a las doce menos veinte, los controladores aéreos, de lo que ahora es el aeropuerto nacional Ronald Reagan de Washington, divisaron siete objetos sin identificar en el radar a 25 kilómetros al sudoeste de la capital.

Control Aéreo

El gobierno no pudo seguir ocultando lo que sabía sobre ovnis porque eran visibles desde el suelo y desde la torre de control.

Fragmento del documental de DMAX

En esta secuencia grabada en julio de 1952 se consiguió captar el increíble suceso en el que los controladores aéreos percibieron los mismos objetos que se ven aquí.

La secuencia del vídeo se ha coloreado y por eso se ven azules los objetos. Se pueden visualizar al menos unos 9 objetos pasando por el edificio del Capitolio y por eso sabemos que estaban dentro del espacio aéreo restringido que rodea la Casa Blanca. El suceso fue corroborado por los radares.

El incidente de Washington DC es de una inmensa importancia sobre todo porque hubo OVNIS sobrevolando la capital. Por tanto, se convirtió por sí mismo en un problema de Defensa y Seguridad Nacional. Tener OVNIs sobrevolando Washington DC era algo que podía causar preocupación y lo hizo.

Los testigos afirmaban que el movimiento de los objetos era muy diferente al de un avión normal. El Ejército no sabía que eran, ni de dónde venían. Los cazas respondieron demostrando su fuerza con orden de derribar unos platillos volantes.

Hubo varias discusiones entre la Base Andrews y la torre del aeropuerto de Washington, ellos querían saber qué eran y despegaron varios cazas y cuando llegaron los ovnis se movían, pero no se marcharon.

Cada vez que los pilotos intentaban interceptarlos o seguirlos con el radar los ovnis jugaban al gato y al ratón hasta que desaparecían por completo. Aunque suene increíble una semana más tarde los ovnis volvieron. Los cazas fueron a por ellos. Hubo un momento en el que uno de los pilotos comunicó por radio que lo estaban rodeando y se veía en el radar.

Estos objetos lo estaban arrinconando y consiguieron que el piloto llamara presa del pánico. ¿Qué queréis que haga? Nadie en la torre sabía qué decir.

Publicidad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí