¿Soportamos a “plateros” en la política española?. Por José Antonio Corachán

0
10322
Publicidad
Publicidad

Según la RAE, una de las acepciones para la palabra platero es: 

*Dicho de un asno: De pelaje gris plateado.

A la vez, al tratar de la palabra ciudadano comenta:

*Persona considerada como miembro activo de un Estado, titular de derechos  políticos y sometido a sus leyes.

Visto lo cual nuestro Multiconsejo de Ministros transversalmente progre-nista tiene previsto:

1. Una ley que prohiba hablar de Franco.

2. Una ley que regule económicamente el tiempo del café o del cigarrillo en el trabajo.

3. Una ley de adoctrinamiento político utilizando ingenieros de pensamiento,

4. Un “no se que hacer” agrícola-ganadero.

Con todo ello han logrado la doble reconversión social que supone convertir a una parte de los ciudadanos en plateros para pagar y callar y el resto en chupones progresistas.

Y así andamos plateros, tu y yo, dejándonos asnear políticamente hablando. No sabemos que hacer, hablamos como mudos, vemos como ciegos y vivimos como muertos ¿porqué? Por que ¡tenemos frío…! Frio provocado por el miedo, por tu miedo, por el mío, por el de los plateros… Y no es para menos ¿qué nos queda? ¿la libertad reprimida? ¿el hedor putrefacto de la corrupción? Tal como se vislumbra el horizonte social el día menos pensado nos bolcheviquizan y convierten los cenobios y santuarios en fallas y las magistraturas y comisarías en chekas (Chrezvichàinaia Komissia) con la excusa de exterminar “fachas”. Hasta ahora tu y yo somos inocentes, pero ¿y mañana?… y es que llueve sobre mojado. Hasta hace nada, dos días como quien dice, eramos soberanos de nuestro territorio (eramos con la Constitución soberanos de una Grande y Libre) pero de ayer para hoy han llegado los socialistas del progreso y los transversales comunistas y nos han dejado con lo puesto, aprovechando que en lugar de mirar donde pisábamos caminábamos mirando al cielo, nos han robado la soberanía y solo nos quedan las bragas para taparnos las vergüenzas.

Lo cierto es que nos quejamos de vicio, nos lamentamos de todo, somos los descontentos permanentes. Estos ilustrados gobernantes, como ni tan  siquiera han leído la Historia y solo han tenido tiempo de ilustrarse con en el rencor, el odio y la venganza, no se han enterado que hace mas de cuarenta años tu generación y la mía, Platero, supimos reconciliarnos, dar coherencia a dos ideas distintas, en una palabra supimos convivir, coexistir, con toda libertad, sin aversión, sin revancha. Pero llegó la Nueva Nobleza republicana y concedió los títulos del Ducado de la Trola al okupa de la Moncloa y del  Marquesado de la Chaqueta al comunista de la coleta. Ambos títulos llevan asociada la Grandeza de España, grandeza que como les queda demasiado grande, han decidido gerundizarla y la van troceando, hasta hacerla pedazos, polvo.

Pero como hoy me encuentro bastante animado puesto que entre nubes y nieblas he podido ver los rayos del sol, les brindo al duo del Duque y Marqués una nueva idea: Una vez queden consolidadas las chekas, pongan en funcionamiento los “paseos” del SIM, dejando en los arcenes la identidad de los paseados, para evitar posteriores análisis de su ADN. Al quedarles tiempo libre, se despreocuparan de las leyes del día a día, y lo utilizaran en jornada completa, exhumando los restos de los siguientes reyes Taifas, a saber:

Tasufin y Abd Allah en Mallorca.

Ma’n Ibn Sumadih en Lorca.

Abu Abd al-Rahman ibn Tahir, Ibn Rashiq Ibn Rashiq, Muhammad Ibn Mardanis, Hilal, Ibn Hud, Abu Bakr Muhammad Ibn Yusuf Ibn Hud, y Zayyán ibn Mardanish, en Murcia.

Ibn Galbun, en Molina

Abú’l Hazm Yahwar bin Muhammad, Muhammad bin Yahwar al-Rasid al-Malik bin y Abd Muhammad al-Mansur, en Córdoba.

Zawi ben Ziri, Habús ben Maksan, Badis ben Habús, y Abd’Allah ben Buluggin en Granada.
Muhammad II al-Musta’li , Yahya III al-Mahdi, Abu-l-Hakam al-Husayn y Ibn Zannun en Málaga.

Abu Nur Hilal, Abu Nars Fatuh, en Ronda.

Abu ul-Abbás Áhmad, Muhámmad al-Yahsubi Izz ad-Dawla, Abu Nasr Fath, Yúsuf al-Bitruyi al-Wahbi y Su’ayb en Niebla.

Abú Al-Cásim, Al-Mu’tádid y Al-Mu’támid, en Sevilla.

Al-Muqtádir, Al-Murtaman y Al-Mustaín II, en Zaragoza.

Muhammad ben Suleiman, en Calatayud.

Ibn Yasin, en Segorbe.

Abu Muhammad Hudayl ibn al-‘Asla ibn Razin en Albarracín.

Abu Allah I ben Qasim Nizam al-Dawla, en Alpuente.

Mubárak (Mbárek), Muzzafar, Abd al-Aziz ibn Ámir, Abu Bark ben Abd al-Azir , y Uthmán ben Abu Bakr, en Valencia.

Muyahid al-Amiri al-Mubaffaq, y Ali Iqbal al-Dawla, en Denia.

José Antonio Corachán realiza un gran repaso a la historia a tenor del primer mes de gobierno de ultraizquierda que sufrimos en España

Devolver todas sus propiedades al “pueblo” va a resultar algo difícil ya que en su momento no existían Registros de la Propiedad, pero con cuatro manifestaciones bien orquestadas y la colaboración de las TV de siempre, sobre todo de la Sexta-po…

Todo esto, si utilizan el helicóptero y los vehículos oficiales de los 22 Ministros, les puede tener entretenidos durante el resto de la legislatura y a los plateros mucho más tranquilos y sosegados al quedar separados de la vorágine legislativa transversal. De ser así plateros, tu y yo les quedaremos eternamente agradecidos, o al menos hasta las próximas elecciones, y eso sí: sin Memoria que llevarnos a nuestra Historia,

José Antonio Corachán Marzal

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí