“Pasan del oro…de Moscú, y no pasan del Pazo….de Meirás”. Por José Antonio Corachán

1
10193
Publicidad
Publicidad

Hay que andar continuamente lanzando cortinas de humo, al menos esa es la impresión que el nuevo gobierno de coalición progrenista (progre-comunista) me está dando. Así diluido, disuelto con el tiempo el humo de la exhumación de Franco, hay que lanzar una nueva cortina  que cubra la financiación fraudulenta de los partidos transversalmente gobernantes y que mejor cortina que el Pazo de Meirás… En un primer momento pensé cuando surgió la noticia: ¡Paso del Pazo! Pero visto que no solamente interesa recuperar su propiedad al “pueblo” de Sada, sino que también a la Coruña y al propio Gobierno de coalición populista, tras intentar la venta del Pazo los familiares por ocho millones de euros, me dije, Paso del Pazo pero no paso del Oro de Moscú.

Decía en 1608 William Shakespeare en su obra teatral La vida de Timon de Atenas,

Un poco de oro bastaría para volver blanco al negro; 
bello al feo; justo al injusto; noble al infame; 
joven al viejo, valiente al cobarde. 
¡Ven! Polvo maldito, ramera del mundo, 
que siembra la discordia entre los pueblos.

Si ocho millones de euros consiguen acumular la atención y el esfuerzo del “pueblo”, los mas de veinte mil millones de euros ¿no se merecen el mínimo desvelo?… haremos una vez mas memoria histórica de lo que ocurrió con el famoso oro trasladado a Moscú. Según La Gaceta el 13 de septiembre de 1936 por decreto de los entonces Ministro de Hacienda Juan Negrín y Manuel Azaña como Presidente de la República, unidades de carabineros, milicianos socialistas y anarquistas y medio centenar de cerrajeros y trabajadores metalúrgicos irrumpieron en la cámara acorazada de Banco de España, S.A.” durante cuatro días estuvieron empacando en cajas de madera el oro, plata y billetes depositado en las dependencias, el contenido de las cajas privadas incluidas, fueron transportadas en camiones hasta la estación de Mediodía y de allí a los polvorines de la Algameca en la base naval de Cartagena, con destino a Moscú.

La salida de las 700 toneladas de oro debía ser firmada por el cajero del Banco de España a quien previamente habían secuestrado de su domicilio los milicianos. Ante su negativa a firmar terminó según “fuentes oficiales” suicidándose. El responsable soviético de la recepción Alexander Orlov (director en España de la NKVD) tampoco firmó documento alguno y el envío salió rumbo al puerto de Ordesa en 7.800 cajas (510 Tm) a bordo de los barcos Kini, Kursk, Nevá y Volgolés bajo bandera de la U.R.S.S. Otras 2.000 cajas salieron con destino a París. Las 200 cajas restantes todavía están en paradero desconocido… La plata fue depositada en Murcia y vendida a Francia y Estados Unidos en julio 1938. Seis meses mas tarde del envío el Banco Central de la Unión Soviética publicó un aumento de sus reservas en oro por la “mejora económica” del régimen comunista. Según Martín Almagro el valor metálico mínimo del oro era de 12.200 millones de euros al año 2010. El valor numismático superaría los 20.000 millones de euros.

José Antonio Corachán analiza el empecinamiento de la ultraizquierda española contra todo lo que suponga su rivalidad política y en cambio encubren sus fechorías y pasado

Todo en esta vida tiene una razón de ser. En este caso la razón fue y es el costo de una guerra entre hermanos mal avenidos. Sufragar durante tres años armamento y avituallamiento de un ejército, necesita una sólida base económica: el oro depositado en el Banco de España.

Mas de cincuenta años después, parecer se que al Sr. Rodriguez Zapatero y a su Gobierno se les olvidó al redactar la ley 52/2007 de Memoria Histórica, añadir una Disposición adicional que hiciera mención a los anteriores hechos, aunque solo fuera para mantener fresca la Memoria Histórica del “pueblo” a quien va dirigida. No es este el único olvido histórico de nuestros días, aunque este lo sea por otras razones. Ya se sabe, “gallina que sale, gallina que entra”, un día sale el oro y otro entran los euros… ¿que euros?… Mas o menos mil millones destinados a los “obreros y trabajadores” andaluces que en buena parte todavía no han llegado a sus destinatarios. Tal vez esos trabajadores y obreros no forman parte del colectivo del “pueblo”, o sencillamente no son lo suficientemente progresistas, incluso cabe la posibilidad de que sean fachas emboscados.

Por todo ello paso del Pazo por su miseria, pero no paso del Oro (€) por su procedencia,  destino e importe. Queda pendiente de reconciliación y concordia en la Memoria Histórica.

José Antonio Corachán Marzal

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. ESTE ORO YA SE PERDIO EN LA DESMEMORIA DE TODA LA SOCIEDAD ESPAÑOLA .AL PARECER NO LE INTERESA ALA GRAN MAYORIA DE ESPAÑOLES SOBRE TODO A LOS MORADORES DE LA CARRERA DE SAN JEROLA. ¡GRACIAS AL ARTICULISTA POR EL RECORDATORIO!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí