Felipe González se enfrenta a Sánchez y Zapatero: llama “tirano” a Maduro y pide que se reconozca a Guaidó

0
10326
Publicidad
  • Zapatero respalda al presidente del Gobierno, que no va a recibir a Juan Guaidó, que llega a Madrid este sábado. 
Publicidad

El expresidente del Gobierno Felipe González ha defendido este viernes a Juan Guaidó como “el único representante legitimado democráticamente” como presidente de Venezuela, frente la “tiranía” de Nicolás Maduro,” tras ser reconocido por las principales democracias de la UE, de América Latina y del Norte, como EEUU o Canadá”.

En un breve comunicado, González responde así al también expresidente del Ejecutivo José Luis Rodríguez Zapatero, que ha opinado este viernes que Pedro Sánchez “acierta” no recibiendo a Guaidó en su visita a Madrid este sábado. Insiste en que Guaidó es el único representante legitimado democráticamente “frente al poder fáctico representado por la tiranía de Maduro y sus apoyos espurios de la llamada Asamblea Constituyente, del Tribunal Supremo o de la cúpula militar”.

“A Maduro solo hay que creerlo cuando dice que nunca más convocará elecciones para perderlas. Por eso controla el Consejo Nacional Electoral y los poderes citados”, asegura González, que denuncia que “la democracia ha desaparecido y ha sido sustituida por una dictadura tiránica que ha convertido a la República en un estado fallido. González deja claro que mantiene contacto con Guaidó, que será recibido este sábado por la ministra de Exteriores, Arancha González Laya.

Zapatero: “Es un error derrocar a un Gobierno”

El comunicado de González llega apenas unas horas después de Zapatero no solo respalde la decisión de Sánchez de no recibir a Guaidó, sino de que culpe de las críticas al Gobierno a la “desinformación” del España, que está “completamente sesgada en casi un 90% y en una dirección”. 

En una entrevista en la Ser, Zapatero ha destacado que desde 2015 ha viajado “28 veces a Venezuela” y, por tanto, conoce la situación del país. Considera, además, un “error” que se hayan promovido sanciones económicas “para que el pueblo sufra”, el intento de “derrocar a un Gobierno” y “no apelar a la convivencia pacífica, al diálogo, el acuerdo y el entendimiento”. 

Preguntado si España se equivocó al reconocer a Guaidó como presidente interino de Venezuela, Zapatero ha evitado responder, aunque ha opinado que “todo esto me recuerda mucho a lo pasó en Irak”. “Uno era malo malísimo y mira la que se organizó. Afortunadamente es América Latina y es otra cosa”, ha afirmado, convencido de que “el enfoque sobre Venezuela, antes o después, tendrá que cambiar en muchas actitudes y cabezas”. 

Desde 2016, Zapatero ejerció una labor como mediación que se concretó en la liberación de algunos presos políticos pero que terminó fracasando en 2018 porque la mayoría de la oposición percibía al español como una figura demasiado escorada hacia el régimen de Maduro.

Las reuniones de Ábalos

La negativa de Sánchez de reunirse con Guaidó llega solo unos días después de la reunión del ministro de Transportes, José Luis Ábalos,  este lunes con el responsable de Turismo del Gobierno de Nicolás Maduro, Félix Plasencia. El encuentro no estaba en la agenda pública de ninguno de los ministros y en él el ministro coincidió con la número dos de Maduro, Delcy Rodríguez

Plasencia aterrizó en Madrid como cabeza de la delegación de su país en Fitur, la feria internacional de turismo que se celebra en Madrid durante esta semana. Delcy Rodríguez tiene prohibido su entrada en la Unión Europea. Es una de las 25 personas cercanas a Maduro que Bruselas ha sancionado durante los últimos años: le ha prohibido viajar por el espacio Schengen y ha congelado sus activos en Europa.

Según ha informado Vozpopuli, Ábalos se encontró con la vicepresidenta de Maduro, Delcy Rodríguez, en el avión. Posteriormente, Rodríguez, acompañada de personal de su equipo, accedió a la sala VIP de la terminal de autoridades de Barajas. Ábalos ha negado que los hechos ocurrieran de esa forma. 

El País apunta que el ministro no se habría reunido formalmente con la vicepresidenta venezolana, aunque da a entender que sí se habrían visto. Delcy Rodríguez hacía escala en Madrid en su ruta hacia Turquía.

Ábalos le ha restado importancia al encuentro. “No me pregunta nadie por las pensiones, no me pregunta nadie por la subida del salario mínimo, no me pregunta nadie por los problemas de la gente pero sí por si me reúno con uno de Venezuela o no”, ha lamentado.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí