“Los antecedentes penales puntúan”. Por J. Antonio Corachán

0
10442
Publicidad
Publicidad

Puntúan y en positivo aunque parezca mentira. Es mas, incluso parecen ser condición “si ne qua non”, imprescindible,  a la hora de tener acceso a un sillón de ministro en el nuevo gobierno. Todo suma, incluso la mentira que bien administrada puede llevarte hasta la cumbre, hasta la presidencia del gobierno mas esperpéntico que podemos imaginar y al que estamos abocados con una indiferencia generalizada. Este es el resultado que hemos obtenido por culpa de los demás. Son siempre los mismos los culpables: Los demás, porque nosotros elegimos con nuestro voto a los mejores, pero los demás se equivocaron y ahora obtenemos los resultados de su error.

Pedro VI El Falso nos ha venido mintiendo,  embaucando, estafando desde el primer día. Comenzó su fulgurante carrera política con la Operación Progresista dividiendo  conceptos (compañeros y compañeras) siguió con  su Operación Guadiana (desapareció y volvió a aparecer del panorama político en un santiamén) a continuación puso en marcha su Operación Rosario (mentiras a porrillo) ahora espera el triunfo definitivo con la Operación Delincuentes (Rateros al poder) y seguirá con la Operación… , mejor no, habrá que pararle los pies con otra transacción por nuestra parte, con la Operación Todos a la Cárcel (sin  posibilidad de revisión).

José A. Corachán acierta en su análisis de la actualidad política española en las últimas semanas coincidiendo con la Navidad

No nos deja pasar ni veinticuatro horas tranquilos, nos atosiga, abruma y agobia constantemente, ayudado por sus compinches en funciones. Ahora ha expulsado a la Guardia Civil de Navarra y dice que la culpa es de Aznar ¡anda ya!. Mañana terminará por extinguirla en el resto de España y la culpa será del duque de Ahumada por haberla creado. O le paramos los pies y terminamos sus malditas operaciones, o acabamos en una patera navegando por el Estrecho o por el mar de Alborán rumbo a Africa. Seamos conscientes del horizonte social que nos espera: Mas impuestos, mas paro, mas pobres,  mas delincuentes… pero eso sí con la energía eléctrica mas barata, con el gas mas económico y con la medicación antitabaco subvencionada. A fin de cuentas si no tenemos para comer, tampoco tendremos para fumar pero con la subvención nos quitarán las ganas de fumar y mantendremos una atmósfera limpia y pura, pulmones de fumadores y fumadoras sin humo y los bolsillos de ciudadanos y ciudadanas repletos de sano oxígeno progresista, y con una cartilla de racionamiento en las manos deambulando por la España Vacía.

Eso no es todo, hay mas, y mucho mas que queda por hacer. Hay que acabar con los fascistas de derechas. Por ejemplo, en cuanto elimine el gobierno de delincuentes a al Guardia Civil y la restituya a la Guardia Republicana, en cuanto cambie el verde por el rojo, todos a circular por la izquierda, los semáforos con su brillante luz roja, pero la luz amarilla con un lazo (Memoria Histórica) y la verde sustituida por la morada ¡ya!. Bueno y que decir de los pasos cebra, hay que cambiarlos, hay que sustituir las bandas blancas por la bicolor para que ciudadanos y ciudadanas puedan pisotearla a su autodeterninación. Las ruedas de prensa hay que acabar con ellas, periodistas facistoides los justos y situados de Ceuta y Melilla para abajo, solo se admitirán periodistas gráficos acreditados.

Y qué decir de jueces y fiscales, ¡se acabaron las chorreras!, en las bocamangas, esteladas. Embajadores, políticos fugados de la justicia. El resto de funcionarios suplidos por reos confesos cumpliendo condena revisable y ¡a vivir que son dos días!, que nadie diga de esta agua no beberé.

José Antonio Corachán Marzal

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí