Carta de despedida de Jesús Muñoz como entrenador del Hércules de Alicante

0
10415
Publicidad
Publicidad

Hoy se ha hecho oficial el relevo al frente del equipo alicantino. El moteño Jesús Muñoz lo ha intentado pero ha sido imposible. Como siempre sucede, la cuerda se ha roto por la parte más débil, que en fútbol suelen ser los entrenadores. Ha sido un técnico brillante, y ha logrado unas estadísticas mucho mejor que los otros dos técnicos que le precedieron. Ahora llegará Vicente Mir a intentar obrar el milagro. El ya ex técnico herculano ha querido despedirse de la afición alicantina con una emotiva carta, que reproducimos en su integridad:

Quiero mostrar mi agradecimiento a la gente que hizo posible el privilegio de dirigir a este gran club, a la dirección deportiva y al consejo de administración con su presidente a la cabeza. Dar la gracias al personal del club que me ha hecho el día a día mucho más fácil: con Alejandro, Quique, Tomás, Gayo, fisios, doctor, Juanma, gente de mantenimiento y oficinas. Gente que está a la sombra pero que a los profesionales nos hacen el día a día  mucho más sencillo. Quiero agradecérselo de manera efusiva.

Dar las gracias a los medios de comunicación que me habéis tratado con respeto y profesionalidad durante los meses que he estado al frente del equipo. También deseo mostrar mi más profundo agradecimiento al cuerpo técnico, a Miguel, Carlos, Portu, a Jose…, y a este grupo de jugadores porque han tenido un comportamiento ejemplar desde el primer día que entré al vestuario hasta el día de hoy. Desearle la mayor de las suertes en lo que viene por delante porque se la merecen.

Agradecer las muestras de apoyo que he recibido durante estos meses de esta gran afición y resaltar su grandeza porque nunca han dejado de apoyar aún en estos malos momentos del equipo, y esto es digno de alabar.

Jesús Muñoz en uno de sus últimos entrenamientos al frente del Hércules de Alicante

Vine con la máxima ilusión a un tren en marcha con la idea de cambiar la dinámica de resultados en la que estaba envuelto el equipo, con la idea de inculcar unos valores e ideas que creo que necesitaba este grupo. Nos dio para cambiar ciertos resultados y sensaciones, pero es verdad que no nos ha dado para llegar a pelear por la zona en la que todo el mundo prevé que tiene que estar este club.

Es verdad que me he podido equivocar pero no me arrepiento de las decisiones tomadas porque las tomé desde la humildad y el convencimiento de que era lo mejor posible para dar con la tecla adecuada. No me arrepiento de nada de lo hecho, todo lo contrario.

Por último, desear toda la suerte del mundo a la familia herculana y ojalá se cumplan todos los objetivos porque eso nos hará felices a todos los que queremos a este club.

 Jesús Muñoz  

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí