Ximo Puig y Mónica Oltra no merecen ya nuestro respeto

0
10446
Publicidad
Publicidad

En los últimos días se han producido acontecimientos que afectan directamente a los dos máximos mandatarios en la Comunidad Valenciana, Ximo Puig como Molt Honorable Presidente de la Generalitat, y Mónica Oltra en su calidad de vicepresidenta y Consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas.

Ximo Puig estuvo el fin de semana por Alicante, anduvo reuniéndose con los suyos en l´Alfàs del Pi, donde su infame alcalde organizó una de esas reuniones que sólo sirven para gastar el dinero de los impuestos a cambio de nada. Por cierto, en Alfaz sus vecinos han visto subir el recibo de la tasa de limpieza y basuras un 30% de forma inesperada; ahora ya saben dónde se gastan todos los caudales por parte de un alcalde preocupado por lamer el trasero a su jefe, pero manteniendo al pueblo en un declive difícil de asumir por parte de todos. El dinero de todos se va en las juergas de estos socialistas que están en política por interés propio y no por el bien de todos.

Ximo Puig estuvo, como decimos, por estas latitudes, y vino a prometer gilipolleces que ni él mismo se cree. Ahora bien, de cosas consumadas, contrastadas y escandalosamente publicadas, como es la millonada que desde la Generalitat ha hecho llegar a su hermano a través de tretas poco creíbles y por supuesto punible, ni palabrita del niño Jesús. Estos socialistas cuando llegan arramblan con todo lo que pillan, y luego les da igual verse implicados en causas o escándalos vinculados con sus cargos públicos. Son lo peor de lo peor, y es imperdonable tanto sus hechos como su reacción ante la “pillada” que es un asunto de difusión nacional. Ximo Puig debe dimitir, es lo único digno a lo que puede aferrarse, lo demás son filfas y excusas de mal pagador.

Por cierto, este fin de semana también hemos sabido que la Generalitat ha pedido 270.000.000 de euros al Banco Europeo de Inversiones porque en la caja ya no quedan ni telarañas. Esto es el socialismo. “Para mi hermano sí, para el pueblo ni agua”

Y vayamos sucintamente con Mónica Oltra, la Consellera defensora de las mujeres maltratadas. Lo que son las cosas, hoy condenan al hombre con el que ella dormía y compartía confidencias, su ex marido, a cinco años de prisión por abusar de una menor en un centro de acogida tutelado por la propia Generalitat bajo el mandato de la propia Oltra. De traca.

¿Y qué ha dicho la buena mujer?. Pues que espera que le comuniquen la sentencia y actuar contra el centro. ¡¡¡Y se ha quedado tan ancha!!!. Esta alborotadora antaño, ahora manchada por esta causa, se lava las manos como Poncio Pilatos.

¿Y las feministas no van a decir nada? ¿No hay motivos dentro de los colectivos mantenidos con nuestros impuestos, para que salgan a la calle a pedir responsabilidades políticas tras esta sentencia que, repito, condena a cinco años a un hombre ex marido de Mónica Oltra, cuando ella era la responsable política de lo que su ex hacía en un centro de menores?

Si en lugar de ser políticos del bando socialista y nacionalista, lo fueran de la derecha como ellos los tildan, hoy estaba ardiendo Valencia como yo me llamo Pepe

Pero el grado de esclavitud de todos aquellos que chupan de la teta de todos es de grado supino, y ante ese tipo de sometimiento desde la casta política, una vez se asume, ya no hay nada que hacer. Vivimos en lo más parecido a una dictadura “bananera”, y nos quieren hacer comulgar con ruedas de molino a quienes no vamos a tragar con esta corrupción que, además, la pagamos todos.

Por nuestra parte que no quede: pedimos y exigimos la dimisión de Ximo Puig por la trama de su hermano, y la de Mónica Oltra por ser responsable de lo sucedido con su ex como protagonista mientras ella ya era responsable política del centro donde se cometió el abuso de la menor. No hay más.

O dimiten, o habrán perdido nuestro respeto.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí