Vox Alicante se tambalea al conocerse que “premiaron” con un viaje al Congreso de los Diputados a un policía local condenado por un juzgado alicantino

0
11719
Publicidad
Publicidad

Agencia6 ya lo adelantó hace diez días y puede confirmar que Abascal ya trabaja en destituciones dentro del partido en la provincia. Vox Alicante era, y es hoy por hoy, el mayor problema que tiene encima de la mesa el líder nacional Santiago Abascal. A las tretas destapadas por este diario en su día, urdida por parte de los corruptos candidatos de la formación que tuvieron que dimitir en Benidorm, con Carmen Gomis a la cabeza, se unieron los escándalos que dimos a conocer hace un par de semanas, también desde Benidorm, donde miembros de su “renovada” candidatura municipal tras aquellos escándalos, tenían vínculos con delincuencia y prostitución.

El pasado 14 de octubre ofrecíamos a Ustedes todos los detalles de la cabeza de lista de El Campello, pareja de un policía de Mutxamel condenado en Alicante por el Juzgado de lo Penal número 8 por falsedad documental para “estar de baja en lugar de estar trabajando”, hay que unir la “caldera en ebullición” a punto de reventar en las localidades del Bajo Vinalopó y la Vega Baja, así como dentro del propio Mutxamel como iremos contando estos próximos días. Y a todo ello, no podemos olvidar la acusación y correspondiente denuncia que ya ha entrado en los juzgados alicantinos acerca del presunto delito electoral cometido por la responsable de comunicación en Alicante, Mónica Borrás.

Pero si grave es todo ello, ahora nos encontramos con que la pasada semana, a toda esta gente presuntamente corrupta “que viene a desalojar a los corruptos de toda la vida”, se les premiase con un viaje al Congreso de los Diputados por parte del cabeza de lista de Vox por la provincia, el general Manuel Mestre. Todo un dislate al que el propio general deberá dar explicaciones. El mérito del “éxito” de Vox el pasado 28 de abril en Alicante no reside en esta gente, sino en sus votantes, algo que parece haber olvidado quien ahora volverá a pedirnos su confianza.

Imagen captada en la Carrera de San Jerónimo, donde el cabeza de Vox por Alicante tiene a sus espaldas el policía de Mutxalmel condenado quien a su vez es responsable de la seguridad del partido a nivel nacional
Imagen del grupo de alicantinos de Vox que acudieron al Congreso la pasada semana invitados por el general Mestre

Se da la circunstancia que la responsable de prensa de Vox en la provincia, Mónica Borrás, denunciada por presunto delito electoral, es natural de El Campello, con lo que estaba al tanto de todo y evitó que la candidatura de su pueblo estuviese “limpia de polvo y paja”.

¿Estamos por tanto ante gente que viene a representar al pueblo a la vez que quiere hacer buenos a los que están y nos han arruinado a todos?

Y la guinda a este sinsentido lo encontramos en la boda de los dos mandamases de Vox en la provincia y en la capital. Ana Vega y Mario Ortolá contrajeron matrimonio el pasado Día de la Hispanidad, y se presumía la presencia en Alicante de los jefes del partido llegados desde Madrid. Al final no llegaron todos los que se esperaban, no sabemos si fue por cansancio de los actos del 12 de octubre en Madrid, o porque ya suenan campanas de limpieza en Alicante, y no quieren muchas fotos con personajes que van a terminar manchando las siglas de Vox

Para ello desplegaron el dispositivo de seguridad en la boda, encabezado por el policía condenado, quien a su vez es responsable de la seguridad de algunos eventos del partido a nivel nacional. Fue una bonita forma de lanzar desde la presidencia de la gestora de Vox el mensaje de que “aquí mando yo y hago lo que me da la gana por encima de todo”. Ofrecemos dos instantáneas del día del enlace, con el policía en todas las fotos para que no quede duda de que “él es el puto amo” como nos han dicho algunos de Vox por teléfono, y también la foto donde se le ve con Mónica Borrás, la nativa de El Campello que ha permitido lo que ya hemos contado. En fin…..

Instantánea tomada el 12 de octubre en la boda de “los mandamases”. A la izquierda el policía condenado y jefe de seguridad en el evento
Imagen de la buena sintonía entre la campellera Mónica Borras y el policía condenado y a su vez pareja de la cabeza de lista en El Campello

Todo esto, queridos amigos, viene a demostrar que Vox en Alicante es un reducto de cuatro oportunistas que además, están utilizando la amenaza contra los medios como nosotros, a la par que coacciona a todo aquel que forme parte del partido que pueda filtrar información alguna a Agencia6. Ya es tarde si lo que pretenden es matar al mensajero, algo propio de tiempos pasados e incluso de los otros partidos. La prensa libre, la que no necesitamos de nadie para contar a la sociedad las verdades de tanto corrupto y tanto sinvergüenza, vamos a trabajar incansablemente por lograr una sociedad mejor. El problema lo tienen ellos, no nosotros.

Fotos de la noticia: Redes Sociales abiertas de Vox.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí