“Desfribilando listos” en una ciudad como Benidorm

0
10208
Publicidad
Publicidad

Definitiva, tajantemente: ¡A los vecinos de Benidorm nos han tomado por tontos! ¿Mande? ¿Quién nos toma por lo que no somos? La contestación es tan rotunda como la pregunta: El equipo de gobierno y la oposición de nuestro Ayuntamiento. Afirmar lo anterior conlleva tener pruebas suficientes para  asegurar lo dicho, así que manos a la obra y vamos a  ver  como hemos llegado a tal conclusión.

Erase una vez una vez un Decreto vigente del Consell, exactamente el 191/2010 de 19 de noviembre,  por el que se regulan las declaraciones de actividades y bienes de los miembros de las corporaciones locales de la Comunidad Valenciana, cuyo objetivo según dice en su preámbulo, es conseguir una mayor transparencia a la actividad que desarrollan los miembros de las corporaciones locales, sin menoscabar su derecho a la privacidad, conforme a lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal. El Artº 2 del Decreto dice literalmente:

“El contenido de las declaraciones de actividades, bienes y derechos patrimoniales será publicado en el Boletín Oficial de la Provincia que corresponda, en los términos que fije el estatuto municipal y, en todo caso, en el plazo de tres meses desde la toma de posesión o del cese cualquiera que fuera la causa del mismo. Asimismo, se publicarán anualmente, dentro de los primeros tres meses del año natural, las modificaciones que se produzcan en el año precedente”.

Pues bien, yo soy uno de esos miles de vecinos que no leemos habitualmente el Boletín Oficial de la Provincia, pero que en cambio si leemos asiduamente la página web de nuestro Ayuntamiento (benidorm.org). En ella, entrando en el capítulo Portal de transparencia y acceso a la información pública, nos encontramos con el enlace Registro de Intereses y Bienes de Altos Cargos Públicos y descubrimos ¡oh sorpresa! La declaración de nuestros concejales previa a su toma de posesión de fecha 13 de junio de 2015. Me froto repetidamente los ojos, es más, me doy un fuerte golpe en el parietal derecho y a pesar de ello sigo viendo la misma fecha 13 de junio de 2015. No pongo en duda que se halla publicado en el BOPA pero ¿quien lo lee?… ¿Será que todavía no ha transcurrido tiempo suficiente para publicar el Registro desde la última toma de posesión? ¿Acaso no fue este año 2019 tras aceptar su cargo cuando por unanimidad y urgencia se aumentaron un 12% su sueldo? ¿Nos toman por tontos?… En alguna ocasión durante los pasados ejercicios ¿hemos visto publicada modificación alguna sobre los intereses o bienes de algún concejal? No, su Activo y Pasivo han permanecido impasibles, inamovibles, inalterables a lo largo del tiempo cual lápida mortuoria… ¿Les da vergüenza? ¿Tienen algo que esconder, que ocultar, que encubrir, que tapar?…

Da la impresión que el ratio políticos listos/vecinos tontos no es el adecuado, sobran políticos listos y habrá que desfibrilarlos. Pero no, no estamos en las mismas con los vecinos, no vayamos a confundir el ser tonto con hacerse el tonto; hasta el momento nos hemos hecho los vecinos prudentemente los tontos. Nuestra cordura, nuestra sensatez nos lleva a pensar  que algo pasa en palacio cuando va tan despacio, es más, dicen los franceses a la hora de averiguar el motivo de una situación anómala: Cherchez la femme (busca a la mujer) y la mujer en nuestro caso es la TRANSPARENCIA, la “femme” ausente hoy por hoy en nuestro Ayuntamiento. Como por Decreto tenemos derecho a saber los Intereses y Bienes de nuestros concejales, exigimos su publicación en nuestra página web municipal.  Puede ser que cuando comparemos las cifras de la anterior legislatura del 2015 con las del comienzo de la actual, tengamos alguna fascinante sorpresa.

Pongamos en marcha el desfibrilador de listos. ¿Que clase de galimatías, de lío, es eso de dos columnas de Activo, una de Pasivo y otra de Actividades que presenta el modelo de Registro de Bienes e Intereses? Ni lío, ni  abarraganamiento. Las cuentas claras, veamos como se cumplimenta el modelo RBI:

-Primera columna de Activo: Valor catastral o en su defecto valor de adquisición de   los bienes inmuebles y rústicos.

-Segunda columna de Activo: Valor de pagarés, certificaciones de depósito, bienes   o depósitos fuera de España, concesiones administrativas, vehículos,         embarcaciones, joyas y obras de arte.

-Pasivo: Importe de préstamos, deudas y créditos concedidos.

-Actividades: Ingresos por razón de cargo, puesto o actividad.

Queda por último por aclarar que esta declaración hay que efectuarla:

1. Antes de la toma de posesión.

2. Con ocasión del cese.

3. Durante el año natural en el que se produzcan modificaciones.

¡Oido cocina!: Una de desfibrilador de listos ¡¡marchando!!.

José Antonio Corachán Marzal

 Diplomado en Anticorrupción

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí