ALERTA: Lluvias torrenciales inminentes con la nueva DANA

0
10077
Publicidad
Publicidad

La DANA que sobrevolará la Península Ibérica entre el lunes y el miércoles podría provocar lluvias intensas en la vertiente mediterránea y en el Cantábrico oriental.

¿Que probabilidades hay de que esto ocurra?

En la jornada del lunes el desalojo de aire polar, que este fin de semana ya ha provocado un descenso de temperaturas, se desprenderá del ‘jet stream’ y formará un embolsamiento de aire frío aislado. José Miguel Viñas, Francisco Martín y Samuel Biener analizan la incidencia que podría tener este inminente episodio de lluvias torrenciales.

Desde hace unos días, los modelos meteorológicos plantean a medio plazo, para la primera mitad de la próxima semana, el descolgamiento de una DANA en la Península Ibérica y un previsible episodio de lluvias torrenciales en el Mediterráneo, que nos trae a la memoria las todavía recientes imágenes de la gota fría de mediados de septiembre y las inundaciones catastróficas que provocó el desbordamiento del río Segura. Aunque la incertidumbre de este tipo de situaciones es alta a varios días vista –la DANA no quedará configurada (aislada) hasta la tarde o noche del próximo martes– los escenarios más probables localizan las lluvias más intensas en el nordeste peninsular, en lugar de en el sureste, tal y como ocurrió en septiembre.

José Miguel Viñas, meteorólogo de Meteored

No hay que bajar la guardia y hay que seguir con atención la evolución atmosférica en estos días, en que el extremo norte peninsular, principalmente el área cantábrica, recibirá una primera ración de lluvias abundantes e intensas que podrán ocasionar problemas. A partir del martes, el foco de atención se dirigirá hacia el Mediterráneo, donde previsiblemente lloverá también mucho y con elevada intensidad. Hemos llegado al ecuador del otoño y justamente en estas fechas es cuando se concentran un mayor número de episodios históricos de lluvias y grandes inundaciones en la fachada mediterránea. Atendiendo solo a este hecho, debemos estar particularmente prevenidos y vigilantes por lo que pudiera ir aconteciendo.

Un chorro polar ondulado, y orientado de norte a sur, va aislar una DANA otoñal la semana que viene. Estas ondulaciones, y las posibles DANAs, suelen ser las situaciones más difíciles de predecir por los modelos numéricos de predicción.

La DANA se situaría en una zona del suroeste–sur peninsular entre el lunes y martes. En capas bajas se generará una baja mediterránea que desarrollaría un temporal de viento y precipitaciones en el levante y zonas de Baleares. Las precipitaciones intensas y tormentosas están garantizadas en muchas zonas. Algunas podrían ser persistentes y torrenciales. Las mayores probabilidades se situarían desde las zonas costeras de Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares. Precisar las cantidades a varios días vistas sería una gran temeridad, pero existen altas probabilidades que en el episodio completo se superen los 150 y 200 litros por metro cuadrado en amplias zonas durante la semana.

Francisco Martín, meteorólogo de Meteored

Otra zona que va a recibir importantes cantidades de precipitación, por flujo húmedo de retorno asociado a un posible frente ocluido de la baja en superficie y realce orográfico, puede ser el tercio norte peninsular. El episodio traería una bajada considerable de temperaturas, mala mar en el Mediterráneo y nieve en zonas altas de montaña de la Península. La sequía pertinaz se podría aliviar, en parte, en algunas zonas peninsulares.

Estamos a las puertas de un nuevo episodio de lluvias como consecuencia del descuelgue de una Depresión Aislada en Niveles Altos sobre la vertical peninsular. En primer lugar, me gustaría recordar que gota fría o DANA no es sinónimo de lluvia torrencial. Dicho esto, en esta ocasión la depresión en altura cruzará el sur peninsular entre el lunes y el miércoles, por lo que el noreste y Baleares quedarían en el sector de divergencia (donde la inestabilidad es más acusada) del embolsamiento de aire frío.

Samuel Biener, redactor de Meteored e integrante del
Laboratorio de Climatología en la UA

Además, probablemente tendremos un desarrollo ciclogenético en el Mediterráneo, que impulsará un flujo cálido y húmedo de sureste hacia las zonas comentadas anteriormente. Las lluvias llegarán a buena parte del país, aunque en el cuadreste noreste y en algunas zonas del archipiélago podrían ser localmente muy fuertes o torrenciales, con acumulados que pueden ser superar de forma puntual los 250-300 l/m2 en aquellos sectores en los que la orografía puede favorecer la retención y reactivación de los núcleos. En el Cantábrico oriental y en el norte de Alicante/sur de Valencia los registros también podrán ser significativos, en algunos casos superiores a los 100 l/m2.

Muchas personas están preocupadas en el sureste, donde las consecuencias del temporal de septiembre son todavía muy visibles, pero salvo sorpresa de última hora no se esperan lluvias torrenciales por allí. No obstante, cualquier mínimo cambio en la trayectoria de la DANA o en el desarrollo ciclogenético previsto en el Mediterráneo pueden provocar cambios muy significativos en la previsión.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí