Una joven del Estado de Florida es detenida por acumular en su casa veinticuatro bombas destructivas

0
10158
Publicidad
Publicidad

Una mujer de 27 años, natural del estado americano de Florida, fue arrestada después de que sus padres encontraron dos docenas de bombas de tubería en su habitación y llamaron a la oficina del sheriff local, quien decretó su detención, según informan varios medios de comunicación de Estados Unidos.

Michelle Louise Kolts fue arrestada la madrugada del viernes y acusada de hasta veinticuatro cargos por fabricación, posesión, lanzamiento, proyección, coloración y descarga de dispositivos destructivos, algo muy penado por las leyes norteamericanas.

Durante una búsqueda en la casa de Kolts en Wimauma, los investigadores también incautaron pólvora, cuchillos, hachas, nunchucks, rifles de perdigones BB y pistolas y varios ejemplares de libros y DVD sobre asesinatos, asesinatos en masa, fabricación de bombas y terrorismo doméstico, tal y como ha dado a conocer la cadena de televisión Fox13.

Chronister le dijo a la cadena televisiva que Kolts admitió haber fabricado las bombas de tubería y planeó usarlas para lastimar a las personas sin ser específica, según el canal NBC News.

“No conocemos ningún tipo de lista de ataques”, dijo. “Sus declaraciones son muy genéricas”. Los policías hablaron con Kolts en agosto del año pasado sobre un pedido en línea que esta realizó para comprar manuales de fabricación de bombas y manifiestos de anarquía, siempre según informaciones vertidas por los canales de televisión americanos.

“Ella se sintió atraída con los asesinatos de Columbine y Oklahoma”, dijo Chronister, una aparente referencia al atentado de 1995 en la ciudad de Oklahoma y al tiroteo masivo de 1999 en la escuela secundaria de Columbine en Colorado. “En ese momento no le diagnosticaron ningún tipo de padecimiento de salud mental, y ella afirmó que sus intenciones no eran dañar a nadie. Sus padres dijeron que ella estaba un poco en el espectro del autismo”.

Chronister dijo a los periodistas que no quería “demonizar a otra persona que luchaba con su salud mental”, pero agregó que es importante delatarse con movimientos sospechosos.

“Quién sabe la cantidad de daño que podría haberse hecho, si estos padres no hubieran encontrado el coraje de llamar a la oficina del sheriff y buscar ayuda”, dijo Chronister. “Si ves algo sospechoso, por favor di algo. Ellos llamaron al 911( nuestro 112 en Europa) de inmediato”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí