Las balas aparecen en la noche de Benidorm por segunda vez en un año

0
10353
Publicidad
Publicidad

La inseguridad que se vive en la ciudad es ya insufrible. Desde que el Partido Popular llegó al poder, las estadísticas demuestran que algo falla, y sin duda la causa está en la falta de policías locales a lo que hay que sumar la cacareada nueva comisaría de la Policía Nacional, que lejos de ver la luz, ni está ni se la espera. En Madrid, tanto PP como PSOE con sus gobiernos han negado a Benidorm mejoras en materia de seguridad, vitales para un turismo que languidece y va camino de ser el peor de los posibles si se continúa mirando hacia otra parte y no se coge “el toro por los cuernos”.

Lejos de entrar en detalles de si la bala le entró al portero por el gemelo o el muslo, aquí donde hay que poner el foco de atención es en las balas que empiezan a ser comunes en la noche de Benidorm. Ya en julio del pasado año hubo tres heridos y varios detenidos en un ajuste de cuentas en la “zona guiri”. Ahora un portero ha sido herido por un delincuente que en estos momentos pasará a diposición judicial en el Salto del Agua.

PP y PSOE a nivel local dan vergüenza en materia de seguridad. Si en la legislatura 2011-2015 el deterioro fue exponencial en materia de delitos en Benidorm en manos socialistas, ahora con los populares la cosa empieza a ser muy preocupante. Los agentes policiales locales son cada día menos, ya que la inmensa mayoría está en oficinas ocupados en multas y en retirar vehículos acompañando a las grúas de una concesión privada, mientras que en las calles apenas hay efectivos para controlar los accesos a los colegios y poco más.

Imagen de la maqueta de la nueva comisaría presentada hace casi dos años por autoridades y el entonces comisario de la policía nacional en la ciudad. (Archivo)

La Policía Nacional lleva muchos años reclamanto mejores instalaciones. Se ha prometido una nueva comisaría, e incluso se llegó a presentar su maqueta hace un año y medio en un acto ridículo donde todos se retrataron ante la farsa que el tiempo ha venido a demostrar que estaban realizando. Toni Pérez es el peor alcalde de la historia de Benidorm. Agencia6 ha comprobado que en Madrid no le han visto el pelo en el Ministerio del Interior solicitando la nueva instalación policial. Él está a lo suyo mientras la ciudad se hunde en todos los aspectos.

Limpieza, seguridad y buenos servicios son clave para que el turista vuelva y nos recomiende en redes sociales y a través del “boca a boca”. Ni la ciudad está limpia, ni la seguridad mejora como se está viendo, y los servicios no hace falta que seamos cansinos. Recordando la falta de infraestructuras culturales y sanitarias es suficiente. ¿O acaso tanto el PP como el PSOE pueden rebatir nuestras palabras cuando recordamos dónde está el nuevo hospital comarcal, la ampliación del existente, o el centro de salud del Rincón, por ejemplo?

La bella ciudad de Benidorm empieza a ser una ciudad sin ley (A.Zarco)

Es lo que tenemos y será difícil echar a dictadorzuelos como los que gestionan la ciudad, pues sus ademanes demócratas son nulos. Sin ir más lejos, el alcalde Toni Pérez lleva camino de veinticinco años sentado en el salón de plenos. ¿Alguien ha echado la cuenta de cuánto ha cobrado de todos nosotros este irresponsable durante esos años, a razón de una sustanciosa nómina por no hacer nada en favor de la ciudad?

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí