Una alta funcionaria de la Agencia Tributaria estafó 6.281.078,86 euros a decenas de jugadores de fútbol

0
10089
Publicidad
  • Leonor Sánchez-Caballero distrajo 6,2 millones de euros en devoluciones de IRPF a Sahin, Salvio o Cissokho, entre otros.
Publicidad

Una alta funcionaria de la Agencia Tributaria estafó 6.281.078,86 euros a decenas de jugadores de fútbol de Primera División y de baloncesto en España, al apropiarse de las devoluciones que les correspondían del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

La Fiscalía ha concluido la investigación sobre el mayor escándalo que salpica a Hacienda en relación con el mundo del deporte durante los últimos años y solicita una pena de 11 años de prisión por estafa, falsedad y aprovechamiento y uso de información privilegiada contra la que fuera responsable de la Dependencia Adjunta de Asistencia y Servicios Tributarios, Leonor Sánchez-Caballero. La investigación fue iniciada por la Unidad de Policía Judicial adscrita a los Juzgados de Plaza de Castilla de Madrid.

Agencia6 ha tenido acceso al resultado final de las pesquisas, que revela la verdadera dimensión de este escándalo, adelantado por este periódico hace un año.

El Fisco pone 38 ejemplos concretos y eleva a 102 el número de posibles deportistas afectados. Entre las víctimas se encuentran dos ex jugadores del Real Madrid, los turcos Nuri Sahin y Hamit Altintop, a los que la acusada supuestamente distrajo casi dos millones de euros que les correspondían y que solicitó en su nombre a Hacienda falsificando la documentación.

Esta funcionaria, que contó con la ayuda de su pareja y dos abogados para falsear las peticiones y articular el desvío del dinero, también se apropió, según concluye el Ministerio Público, de más de medio millón de los ex jugadores del Atlético de Madrid Eduardo SalvioElías Mendes y Sinama Pongolle. En el caso del ex valencianista Aly Cissokho, se desviaron 415.000 euros que le correspondían y llegó a falsificar documentos para robar unos 600.000 euros a jugadores de la primera plantilla del Real Madrid y el Barcelona de baloncesto.

El Ministerio Público acusa a Sánchez-Caballero y a dos letrados de «ponerse de común acuerdo para enriquecerse». Todos ellos se apropiaron en poco más de un año, entre febrero de 2015 y noviembre de 2016, de más de seis millones de euros que Hacienda tenía que devolver a decenas de deportistas profesionales.

CERTIFICADOS Y FALSIFICACIONES

Para ello emplearon dos sociedades, Asesores Deportivos Lapver, S.L., y Star Athletes Society, S.L. Ambas entidades «solicitaban a la Agencia Tributaria devoluciones de diversas cantidades económicas a las que podían tener derecho varios jugadores de fútbol y baloncesto que habían militado en equipos españoles en años anteriores y de las que no tenían conocimiento». Los fondos sustraídos «correspondían a la diferencia existente entre las retenciones de IRPF soportadas por estos jugadores como sujetos pasivos en sus declaraciones tributarias efectuadas como residentes en España y las cuotas que realmente les correspondía ingresar como sujetos pasivos no residentes».

Para obtener el dinero, los implicados suplantaban directamente la identidad de los deportistas ante Hacienda y presentaban «certificados de residencia, justificantes de las retenciones efectuadas por los clubes en los que habían militado» o «justificantes acreditativos de la identificación y titularidad de la cuenta de devolución y acreditación legal del contribuyente para recibir la devolución». Falsificando de esta forma no sólo los documentos sino las firmas de los deportistas.

La principal víctima de la trama fue el ex madridista Sahin, al que los implicados sustrajeron 1.212.158 euros. A su compatriota Altintop, que también militó en el Real Madrid le robaron 552.272 euros. Destacan además, en la lista de estafados, el ex jugador del Valencia Cissokho, al que correspondían 415.337 euros que nunca percibió o ex jugadores del Atlético de Madrid, internacionales con sus respectivas selecciones, como el argentino Salvio y el brasileño Elías. Al primero le sustrajeron 376.092 euros; al segundo, 209.896.

PRÁCTICAMENTE DESCONOCIDOS

Entre los afectados figuran numerosos ex jugadores del Sevilla como Marius Stankevicius, a los que se les distrajo más de un millón de euros. Pero también jugadores conocidos en el fútbol español como Pierre Webó, que militó en las filas del Osasuna, el Leganés y el Mallorca, y al que distrajeron 84.472 euros.

Aparecen, asimismo, casos llamativos de jugadores prácticamente desconocidos, como el del argentino Javier Hernán Malagueño, que fichó por el Málaga y sólo jugó cinco partidos en dos años. No obstante, y a pesar de su fugaz paso por la Liga española, la trama le estafó casi medio millón de euros.

En el apartado de jugadores de baloncesto figuran, entre otros, el base estadounidense Dontaye Draper, que jugó un par de años en el Real Madrid y al que le sustrajeron 144.313 euros. Asimismo, con casi medio millón de euros distraído, figuran varios ex jugadores barcelonistas también americanos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí