Benidorm se alarma ante la llegada de la gota fría al estar “patas arriba”

0
10366
Publicidad
Publicidad

El estado en el que se encuentra la Avenida del Mediterráneo tiene aterrados a todos los comercios y vecinos de la zona. Las obras que se vienen realizando desde hace casi un año podrían obstaculizar la salida de las aguas al mar por sus cauces normales. Ayer el Ayuntamiento anunció medidas extraordinarias de urgencia para evitar males mayores si llegasen a caer los 200 litros por metro cuadrado que se anuncian entre miércoles y jueves. La gota fría llega, y parece ser que lo hará presentando sus peores credenciales.

Los charcos en la zona de obras ya vienen acumulando agua desde la pasada semana

Hay muchos vecinos de Benidorm que vienen anunciando que tanta obra junta al mismo tiempo por motivos electorales puede pasar una factura demasiado elevada a la ciudad, y no precisamente la económica. Son cientos de miles de turistas que han llegado a esta tierra durante los últimos meses que en las redes sociales han dejado su queja del estado calamitoso que ofrece la ciudad en este momento, especialmente el vial más importante de Benidorm y el Castell. Nadie entiende lo que se está realizando en el “punto de encuentro” más conocido en el mundo y más fotografiado del planeta probablemente en los últimos cincuenta años.

El riesgo de inundaciones es elevado en esta zona en caso de cumplirse las previsiones de la gota fría en los próximos días

El Partido Popular y sus viejos socios dieron rienda suelta a las palas y el hormigón porque llegaba el año electoral, y la locura está desatada desde hace doce meses. La gota fría mantiene en vilo a comerciantes y vecinos de la Plaza Triangular y un tramo de la Avenida del Mediterráneo porque saben que si llueve tal y como se predice, el disgusto está garantizado.

Nadie entiende que se haya llegado a la época de riesgo de lluvias con la ciudad en este estado, después de fastidiar a todos los comercios este verano, perdido para muchos de ellos

Las obras discurren desde la Avenida de Europa hasta la Plaza Triangular

La irresponsabilidad de Toni Pérez, alcalde del PP en la ciudad, es infinita. Ayer, de urgencia, la volvieron a liar con el tráfico en esa zona para poder hacer un parcheo ante el riesgo de lluvias torrenciales. Han estado trabajando toda la pasada noche, y los vecinos, sabedores de la que puede venirse encima, no han mostrado queja ante el ruido de la maquinaria de forma ininterrumpida en las últimas veinticuatro horas.

Las fotografías, tomadas el pasado sábado, demuestra la irresponsabilidad de unos políticos locos, incapaces de prever nada en una ciudad que va muriendo lentamente como destino turístico de élite a nivel mundial. Estas cosas, y esperemos que la cosa no empeore con la llegada de la gota fria, delatan a quienes de forma dudosa lograron la vara de mando el pasado mes de mayo.

Al fondo de la imagen la Plaza Triangular, corazón del Benidorm moderno visitado por millones de turistas cada año
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí