El «gran hermano» donde vive Ada Colau, una alcaldesa “negligente”

1
10207
Publicidad
  • Sagrada Familia. En el barrio de la alcaldesa de Barcelona «casi todos los edificios han instalado cámaras de seguridad». Los robos en domicilios se han disparado
Publicidad

Hace unos meses, las redes sociales se hacían eco del primer «mapa del terror» de Barcelona. Un ejecutivo irlandés decidía poner negro sobre blanco respecto a la criminalidad barcelonesa para que los interesados pudieran evitar las zonas más peligrosas de la ciudad. La idea resultó un éxito gracias a la promoción de BCN Helpers, una plataforma de denuncia ciudadana que recopila el material de los vecinos ante la impasividad del Ayuntamiento gobernado por Ada Colau.

El mapa, aunque oficioso e incompleto, recoge que la mayoría de delitos contra las personas se dan en el casco antiguo de la ciudad con pequeños episodios violentos en el resto de barrios de la ciudad. Esta plataforma, a la sazón, prepara una manifestación para el próximo sábado con columnas que bajarán hasta el Ayuntamiento desde varios puntos de la ciudad.

La alcaldesa, mientras tanto, vive en la comodidad del barrio de la Sagrada Familia, que aunque fuera de los focos, tiene su problemática particular, en este caso, los robos en domicilios.

En cualquier caso, la radiografía de Barcelona a estas alturas es bastante clara, gracias a los últimos datos del Ministerio del Interior. Los delitos crecieron un 9% durante el primer semestre de este año y, en total, hubo 115.014 hechos delictivos. Es decir, una media diaria de 552 delitos. Ni los datos del Ministerio ni los de los diferentes cuerpos policiales catalanes entran al detalle de los barrios de Barcelona. Algo que sí hizo Unespa, la Asociación Empresarial del Seguro, en un informe reciente respecto a los robos en viviendas. Así, el distrito de Colau, el Eixample, es el preferido por los ladrones de pisos. En estas zona el riesgo de ser víctima de un robo es entre un 300% y un 600% superior al del resto de la ciudad. Pese a todo, Colau sigue insistiendo en que Barcelona no vive una crisis de seguridad.

Marc, vecino de Colau de toda la vida, sus padres viven a dos portales de distancia, discrepa del optimismo de la alcaldesa. «Sigue siendo un barrio tranquilo, con vecinos de toda la vida, pero cada vez más se escucha que le han entrado a alguien en su casa». De hecho, tal y como explica, en su calle se ha puesto de moda, por necesidad, instalar cámaras en la entrada de los edificios. Los porteros de antes empezaron a jubilarse y comenzaron a gestarse los robos a gente mayor cuando se disponían a entrar en el portal. Las cámaras fueron la solución. Raquel, otra vecina del barrio, explica que, sin embargo, los carteristas han ido a menos en los últimos años. Pese a tratarse de la Sagrada Familia la situación del barrio cambió mucho tras los atentados de las ramblas. «Seguro que hay carteristas que aprovechan las aglomeraciones, pero nada comparado con lo de antes. Si te fijas hay un coche de policía o de la secreta en cada esquina». En su caso, el miedo llega cuando se pone el sol. «Hace un año, de noche, se metió un tío conmigo en el portal. Creo que iba drogado y por eso me pude escapar. Pero ahora ya no soy capaz de volver a casa sola».

En este sentido, las agresiones sexuales registradas también siguen aumentando, pasando de 365 a 405, con un 11% de diferencia. También se incrementan los hurtos un 7,4%, 56.015 casos frente a los 52.141 del año pasado; los robos de vehículos (con una subida del 9,4%, de 2.248 a 2.460), y los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, hasta los 4.506 delitos, un 5,9% más.

Laura, también vecina del barrio, tiene otra opinión: «No se han ido a ningún sitio. Siguen aquí lo que pasa es que han ido bajo tierra. Al metro». «Los vecinos lo sabemos muy bien. La línea azul es la preferida por los carteristas. Y son siempre los mismos. Es desesperante».

Así las cosas, Colau, este mismo viernes, insistía en que en Barcelona «no hay una crisis de seguridad, no hay una situación descontrolada». Y añadía: «Estamos entre las ciudades más seguras del mundo».

Publicidad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí