Cataluña impulsará las lenguas extranjeras y perjudicará el castellano

0
10075
Publicidad
  • La Generalitat extenderá la inmersión en catalán fuera de las aulas
Publicidad

Cataluña arrancará el próximo día 12 de septiembre las clases con claras consignas lingüísticas: fomentar las lenguas extranjeras en las aulas (no solo el inglés, sino también el árabe y el chino, que pasarán a formar parte del currículo como materia optativa) en detrimento del castellano que, pese a ser lengua oficial en la comunidad, no ganará peso en las aulas. Igualmente, extenderá la inmersión en catalán fuera de la escuela a través de los denominados Planes Educativos de Entorno (PEE).

En su revisión del modelo lingüístico, presentada en octubre de 2018, la Generalitat desveló ya su estrategia para impulsar el plurilingüismo en la escuela catalana, aunque el documento no contempla ningún refuerzo generalizado del castellano en la red educativa, más allá del que imponen las sentencias judiciales que obligan a determinados centros a aumentar la presencia del español en el currículo.

El documento contempla también la posibilidad de que aquellos centros en los que hay mayoría de alumnado catalanohablante puedan introducir más castellano en el currículo. Esta medida, que el Govern viene repitiendo desde hace años, no se cumple en la práctica, según pone de manifiesto el informe de la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) sobre los proyectos lingüísticos de las escuela, que apunta que menos de 400 centros en toda Cataluña realizan alguna actividad complementaria en castellano. A pie de aula, el castellano está y seguirá «discriminado en las escuelas por motivos políticos», señalan a Agencia6 fuentes docentes.

Chino y árabe, curriculares

Uno de los planes del Govern para fomentar el plurilingüismo durante este curso escolar, que arranca con 3.000 alumnos menos y 723 docentes más y un millar de barracones, es que el árabe y el chino sean materias curriculares.

El titular de Educación de la Generalitat, Josep Bargalló, ya adelantó que este curso las asignaturas de lengua árabe y china, que ahora se imparten de forma experimental en horario lectivo, pasarán a formar parte del currículo en Cataluña. «Serán asignaturas de modalidad, optativas, que podrán ofrecer los centros dentro del currículo», precisó Bargalló.

La oferta de lenguas extranjeras aumentará en un 20 por ciento en el horario extraescolar. Otro de los objetivos para 2019-2020 será potenciar los denominados Planes Educativos de Entorno (PEE), un instrumento con el que la Generalitat -así lo reconoce en su revisión del modelo lingüístico- pretende extender el uso del catalán al ámbito social, algo así como llevar la inmersión más allá de los centros.

«Vamos a impulsar estos planes de forma osada, potente y profunda», dijo esta semana Bargalló. En el documento presentado en octubre por el departamento proponía que, a través de estos planes, y con la colaboración de la comunidad educativa y las instituciones se potencie el uso del catalán en «contextos reales».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí