Opinión: “Definitivo, no hay dos sin tres….o cuatro”

0
10231
Publicidad
Publicidad

Concluyente, lo tengo tan claro como el agua que me sirve Hidraqua día a día, con independencia de que tenga instalado un filtro para evitar turbiedades indeseadas. Si hay uno… hay dos y si hay dos… hay tres y hasta cuatro, lo demás son cuentos, chirigotas y ganas de enredar, embaucar y estafar. Todo lo anterior lo firmo, afirmo y confirmo porque tengo pruebas, tests,  testimonios y un filtro. Es bien sencillo y fácil de comprobar mi teoría, simplemente hay que rebobinar en la historia hasta la génesis de la creación, y analizar los resultados.

Hoy toca genética histórica en profundidad, dejando bien claro que no pretendo optar al Nobel de Medicina, entre otras razones de peso porque ya no me da tiempo. Entiendo que mi sesudo trabajo pueda merecer tal honor, tal distinción, pero “a buenas horas, mangas verdes” a estas alturas de la vida… paso de galardones, premios y medallas. Bueno, vamos a la genética que por hoy es lo nuestro, mañana, Dios dirá. Si, dije que tengo testimonios, y que mejor  refrendo que la Biblia y de ella el libro del Génesis, el libro del origen de la vida que en su Capítulo I, versículos 1 al 31 todo deja explicado.

No obstante alguna duda surge de su lectura, ¿Que es eso de que en un principio Adan estaba solo y que con un transplante de costilla apareció Eva para acompañarle? ¡Amos, anda! que así no se fabrican las Evas, a otro tonto con ese cuento, a mí no, que yo lo he visto con mis ojitos azules y así no es. Acepto el orden cronológico por el que Dios creó las plantas (entre ellas los frutales con manzanas), posteriormente los animales (entre los que estaban los reptiles, lagartos y serpientes) y por último creó a Adan. ¿Que estaba solo? ¿dónde estaban las manzanas y las serpientes, aunados, recluidos en un botánico, en un zoológico?. ¿Estamos tontos? ¿Nos consta que no estaban presentes ni Vox, ni Podemos, tampoco había TV o Agencia Tributaria con que distraerse, pero que por ello ¿Adan se sintiera solo? ¿pero es que no vemos mas allá de nuestras narices? Es decir para evitar la soledad de Adan, ¿le endiñaron a Eva? Podía Dios haber creado el CSA (Club de Solteros Anónimos) haber colocado a Adan de Presidente y fuera problemas. Que no, y ¡que no! Aquí hay algo que no cuadra, que no encaja. Dos mas dos son cuatro y cuatro mas dos son seis, así que de dos protagonistas (Adan y Eva, Eva y Adan) nada de nada, aquí hay algo mas que se han callado…

… y yo los he pillado con las manos en la masa, porque los protagonistas de esta historia genética no fueron dos, fueron cuatro, a saber (por orden cronológico): La Manzana, la Serpiente, el Adan y la Eva, (por orden de aparición en pantalla): Adan, la manzana, la serpiente y Eva… ¿O no? Al pan, pan y al vino, vino; el pan de masa madre y harina de trigo de Castilla, y el vino de Rioja, del Duero, de Jumilla, o de Utiel. Todo lo demás son sucedáneos, sustitutivos, falacias  y enredos a lo Sálvame de Lux. Es evidente que nada podían hacer, bueno o malo, Adan sin Eva, Eva sin Adan, pero sin la manzana y sin la serpiente ¿qué podían hacer ambos, avieso o bravo?… y ¡se lo han callado! pero yo lo se, aunque no pienso contárselo. No obstante sigo con mis serias dudas bíblicas. Me explico, al parecer tuvieron dos hijos varones… ¿hubo más transplantes de costillas? porque vamos a ver, usted lector, y yo, seamos sinceros ¿de dónde descendemos?.

Nuestro columnista y colaborador hoy reflexiona con ironía sobre algunas de las incógnitas de la existencia humana y sus quehaceres diarios

Como ya está claro que los protagonistas  de esta historia bíblico-genética son cuatro, volvamos a la realidad cotidiana. Los medios de comunicación, la policía, incluso la justicia andan todos ellos navegando en una órbita equivocada. La justicia sabemos que es ciega desde su origen. La policía que antaño siempre decía “chercher la femme” ahora ya no busca a la mujer, directamente culpabiliza de oficio al hombre. Los medios andan brujuleando entre Pinto y Valdemoro. Ahora resulta que los Adanes son unos machistas, unos falocratas violentos, incluso algunos son fachas irredentos, y en cambio las Evas son siempre unas víctimas perjudicadas, dañadas por los Adanes… pero son progresistas y mas buenas que las Hermanas de la Doctrina Cristiana. ¿Y el resto de protagonistas? ¿No cuentan? ¿No son parte? ¿No están? ¿Ni son?… algo no funciona puesto que a todas luces son los colaboradores necesarios e imprescindibles de los malos tratos y acciones criminales de los perversos machistas frente a las virtuosas víctimas feministas.

Seamos prudentes y objetivos, la manzana es el objeto del deseo y la serpiente la inductora necesaria y ambos siempre se salen de rositas en esta historia de la violencia machista. Y se salen de rositas por una sencilla razón, nadie excepto yo, ha pensado que esa violencia de género es biblio-genética y en todas las ocasiones va acompañada, como la Luna acompaña al Sol, de la manzana y de la serpiente. Admito la inercia vegetativa de la manzana, pero ¿acaso la serpiente es inactiva, es apática?. Recapacite el lector y revise la variedad de manzanas que nos rodea, repase la pluralidad de serpientes, analice los resultados y me dará la razón.

Otro tema en el que no voy a entrar por hoy y dejo a la discreción y sensatez del lector, es definir, detallar, especificar qué es la manzana y quién la serpiente. Si en esta sociedad que nos ha tocado vivir no hubiera manzanas podridas y serpientes venenosas ¿habría violencia machista?  A fin de cuentas no hay dos, sin tres o cuatro protagonistas en esta historia.

José Antonio Corachán Marzal

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí