La Policía cree que Blanca Fernández Ochoa no murió accidentalmente

0
10160
Publicidad
Publicidad

La medallista olímpica ha sido encontrada con un fuerte golpe en la cabeza tras una caída a unos 15 kilómetros de donde dejó aparcado su vehículo.

Tras varios días de intensas búsquedas, el amplio dispositivo -formado por la Guardia Civil y cientos de voluntarios– han encontrado el cadáver de Blanca Fernández Ochoa, según ha podido confirmar AGENCIA 6 a través de fuentes cercanas a la investigación. El cuerpo sin vida ha sido hallado en la zona de Collado del Rey, concretamente en el pico de La Peñota, un alto rocoso situado en el límite geográfico entre Madrid y Segovia, a unos 15 kilómetros de donde la medallista olímpica dejó aparcado su vehículo.

A tenor de las primeras pesquisas, la Policía Nacional cree que la muerte no fue accidental, y que llevaba sin vida más de una semana, concretamente entre siete y 10 días. Las mismas fuentes indican que el cuerpo no presentaba heridas evidentes ni traumatismos provocados como consecuencia de una caída. El cadáver estaba ya en estado de putrefacción y los investigadores no apreciaron a simple vista golpes o contusiones, pese a que en un primer momento se comentó que tenía un golpe en la cabeza. Con todo, será la autopsia la que determinará si tiene lesiones internas que pudieran haberse producido al precipitarse desde algún lugar o si falleció por otras causas. El cadáver se halló a unos 20 metros de un sendero y a una distancia lejana del Mirador de La Peñota, desde donde sí hay riesgo de precipitarse al vacío en una zona de rocas, de forma que la hipótesis parece descartada.

El hallazgo ha tenido lugar en el tercer día de búsqueda de la exesquiadora por el operativo desplegado en esa zona de la sierra madrileña. Han pasado, en total, 11 días desde su desaparición, cuando salió de casa avisando que se iba a pasar unos días en el monte.

El cuerpo, según fuentes cercanas a la investigación, se había despeñado. Presentaba un golpe en la cabeza, con indicios de haber podido sufrir una caída. 

Un guardia civil fuera de servicio se encontraba esta mañana en el bello paraje de La Peñota. Colaboraba en las labores de búsqueda. Iba con su pastor alemán. El agente pertenece al Servicio Cinológico de El Pardo (Madrid), y su animal ha sido adiestrado en la localización de drogas. Allí, este mediodía, el perro del agente dio con el cuerpo sin vida de la esquiadora más importante de la historia del deporte español. La que cambió la historia del esquí. 

Un vecino puso a los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil sobre la pista de que este podía tratarse del lugar en el que encontrar al icono femenino de los deportes de invierno. Los agentes de Homicidios contaban desde esta mañana con esta información. La vio en el centro de Cercedilla pocos días después de su desaparición. No ha podido concretar cuál fue la jornada concreta en la que la vio. Blanca estaba en la plaza en la que se ubica la estatua dedicada a su hermano Francisco, Paquito Fernández Ochoa. La observó besando la efigie de su querido hermano mayor. Luego se santiguó.

La esquiadora no llevaba mochila. El hombre, que ronda los 40 años, se dirigió a ella y entablaron conversación. Al terminar, ella le comentó que se iba al pico de La Peñota. Luego se marchó.

El pico de La Peñota tiene una altitud de 1.945 metros y se alza en el límite provincial de Madrid y Segovia. Se trata de una zona habitual en la que se examina a los guías de montaña de la zona. Según explican fuentes conocedoras del lugar, expertos en la materia, este paraje cuenta con algunos caminos relativamente fáciles. Sin embargo, también se pueden hallar caídas de dos o tres metros. Con mucha roca escarpada. Desde el lugar en que se halló el Mercedes Clase A de Blanca hasta el punto donde se ha encontrado el cadáver hay 15 kilómetros, un camino que se tarda dos horas en recorrer. 

a exdeportista salió de casa de su hermana, situada en el madrileño municipio de Aravaca, el pasado 23 de agosto. La denuncia la interpuso su hija, Olivia, seis días más tarde. El coche de Blanca fue encontrado por un familiar en un paraje de Cercedilla, hasta donde se había trasladado la mujer para realizar una ruta. Blanca explicó a su familia que quería viajar hasta Asturias para hacer senderismo e incluso realizar el Camino de Santiago. 

La Policía difundió la alerta a través de las redes sociales y desde donde pidieron la colaboración ciudadana. Miles de personas se trasladaron hasta Cercedilla para participar en el segundo día de batidas. Los investigadores creen que Blanca no llegó hasta Asturias, donde tenía pensado hacer senderismo, y se dirigió hacia un paraje de Cercedilla -allí fue donde encontraron su coche-. En las últimas horas, se han ido conociendo los últimos pasos de la exdeportista: la mujer fue vista en un supermercado, además, su coche se estuvo moviendo durante los últimos días. 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí