La incertidumbre generada por Pedro Sánchez puede hacer perder a España más de 4.000.000.000 de euros

0
10214
Publicidad
Publicidad

Somos muchos quienes estamos viendo la completa irresponsabilidad del presidente del gobierno en funciones. La última es su “escapada” de fin de semana a la finca Quintos de Mora, ya que parece ser que La Moncloa es poco para él. Apenas una semana después de volver de sus vacaciones en Las Marismillas de Doñana, Pedro Sánchez parece dar muestras de estar estresado, y por tanto, necesita relajarse en uno de los lugares más bellos del patrimonio nacional. Y estas cosas, evidentemente, se terminan pagando caro. Ya llevamos cuatro meses sin movimiento alguno desde que se celebraron las elecciones de abril, y parece que la cosa va camino de otras y “lo que rondaré morena”.

El Consejo General de Economistas (CGE) ha publicado uno de su informes más duros de los últimos meses, en el que alerta del impacto de la desaceleración en la economía española, del proteccionismo y del coste del Brexit. También calcula el coste de la incertidumbre interna por la falta de Gobierno en España. Los economistas lo tienen claro: la ralentización de la actividad prosigue.

Aunque en el informe quieren ser cautos, los economistas ponen una cifra concreta al coste de la ausencia de Ejecutivo. “Es arriesgado decir cuánto está afectando al crecimiento. En nuestro caso estimamos que algunas décimas, quizás no más de tres. Nos parece exagerado hablar de puntos porcentuales”, señala el CGE en su último Observatorio Financiero. Es decir, que la economía podría perder entorno a 4.000 millones de euros por la ausencia del Gobierno, a tenor de estos cálculos.

El factor más importante, según Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del CGE, es el “psicológico”, lo que provoca una merma de la inversiones nacionales y extranjeras en el país. El temor sobre los componentes del próximo gobierno o el miedo a que empeore la seguridad jurídica son algunas de las cuestiones que hacen que las futuras inversiones se paralicen.

De todas formas, la mayoría de economistas y empresas insisten en que es mejor que no haya gobierno a que haya un mal gobierno. Pedraza explica, por ejemplo, que si ante la actual situación económica se pusieran en marcha los presupuestos de Pedro Sánchez que incluyen fuertes subidas del gasto y de impuestos, y que tumbó el Congreso, las consecuencias serían mucho peores y el coste mayor, sin olvidar la desaceleración de Cataluña en picado respecto a décadas pasadas.

En el actual contexto de falta de Gobierno, los economistas denuncian que se ha “aparcado” el problema de las pensiones, que afecta al control del déficit y la deuda, y se ha originado un conflicto con las comunidades autónomas al no cobrar los anticipos del Presupuesto de 2019 y la liquidación del IVA correspondiente a 2017.

“Resumimos la situación como preocupante, tanto por la gravedad de las causas geopolíticas externas como por la parálisis política interna a la que asistimos”, remacha el Consejo General de Economistas en su documento. Estamos por tanto ante una incertidumbre de previsiones impredecibles dada la complicada salida que tiene la situación generada por los propios políticos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí