Pedro Sánchez debe irse hoy mismo tras su comportamiento con los incendios de Canarias y el Open Arms

0
10496
Publicidad
Publicidad

Que España fue el país más importante del mundo nos lo recuerdan de vez en cuando personalidades que nos visitan y nos sacan los colores ante la idiotez que estamos cometiendo los españoles al colocar al frente de esta gran nación a personajes indeseables, analfabetos, cutres y sin entidad para ser presidentes tan siquiera de su comunidad de vecinos.

Seamos serios amigos. España podría ser sin duda el país envidiado por todos y aquí todo el mundo podría vivir con una calidad de vida sin parangón en los cinco continentes. Sin embargo, somos el hazmerreir de medio mundo que está viendo el devenir de los acontecimientos.

Llevamos una semana con el presidente “cum fraude” de vacaciones en Doñana. En esa misma semana se está quemando la isla de Gran Canaria, un territorio que genera riqueza para toda España gracias al turismo, y Pedro Sánchez ni se ha dignado en acercarse a alentar a bomberos, UME, voluntarios, Policías, Guardia Civil y vecinos desolados que ven perder todo su patrimonio.

Lo de Canarias debería haber costado alguna dimisión por la gravedad de lo que está sucediendo y que nos perjudica a todos. ¿Quiénes gobiernan el Cabildo de Canarias, acaso son los de extrema izquierda y por eso hay silencio total en los medios progresistas que tanto daño están haciendo a España?

El irresponsable presidente que tenemos se ha limitado a lanzar dos tweets “apoyando” en la extinción desde la piscina del palacete donde reposa a costa de todos nosotros. No tiene vergüenza, y menos parecen tener los socialistas de este país, quienes primero lo echaron del partido, y ahora callan como zorras ante todo lo que está pasando.

Más de 8.000 personas evacuadas y 3.400 hectáreas calcinadas merecerían al menos la presencia simbólica del presidente del gobierno. También la del Jefe del Estado Don Felipe VI, a quien se le echa de menos por las islas afortunadas ante la tragedia que se está viviendo

Y por si fuera poco, lo del Open Arms. Dejando al margen los presuntos negocios que se traen algunas mafias organizadas con el asunto de la migración de África hacia Europa, lo que es evidente es que sean pobres, ricos, mendigos o emperadores, esas personas tienen derecho a pisar tierra. Y nuestro presidente, una vez el italiano ha plantado cara y ha resistido, ha salido con otro tweet desde Doñana ofreciendo el puerto de Algeciras, el más lejano de los españoles desde la ubicación del barco. Y lo ha hecho sin contar con la Junta de Andalucía ni con el propio Ayuntamiento de Algeciras. Mayor patada al sentido común no cabe.

Ante la reacción de los mandos del Open Arms, ha ofrecido más puertos, el más próximo sin citarlo, quizás porque Pedro Sánchez de geografía anda cortito. El caso es que hemos vuelto a dar una imagen de paletos los españoles ante el mundo de la mano de la máxima autoridad del ejecutivo nacional. De traca, esto no se sostiene, este hombre tiene que desaparecer de la vida pública igual que salió escondido de Ferraz aquella noche donde le echaron a patadas, ahora debe marcharse por el bien de España.

Quienes tenemos amigos fuera y siguen la actualidad española, nos dicen que con Pedro Sánchez vamos camino de la ruina más absoluta. Es evidente que la predicción se va confirmando día a día, y lo peor de todo, es que tenemos a la sociedad tan aborregada que aquí nadie mueve ficha, ni tan siquiera quienes aspiran a ocupar el sillón de La Moncloa.

Éramos pocos y parió la abuela. No caben más irresponsables por metro cuadrado al frente del mando de España. O tomamos las riendas los ciudadanos o la llevamos negra, como el hollín de las chimeneas. Los españoles tenemos que abrir los ojos de una puñetera vez, es imposible la esperanza personal y colectiva de cara al futuro con este presidente.

Feliz semana a todos!

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí