Una anciana de 80 años irá once días a prisión en Estados Unidos por alimentar a gatos callejeros

0
11050
Publicidad
Publicidad

Una de las cosas que más admiramos de los estadounidenses es la pulcritud de sus procesos judiciales. En ocasiones nos preguntamos si no sería necesario que la aplicación de la Ley allende los mares no haría falta que se instalase en Europa, donde ciertos países entre ellos España, ven salir airosos o incluso homenajeados desde un político corrupto hasta un criminal perteneciente a una banda terrorista con muertos a sus espaldas.

Sin embargo, esa rectitud de la Ley Penal de Estados Unidos puede llegar a ser excesiva ante noticias como la que traemos a nuestros lectores. Una anciana de 80 años ingresará en prisión el próximo 11 de agosto por diez días al haber sido denunciada por dar de comer a gatos callejeros en una localidad donde está prohibido hacerlo. Las denuncias de sus vecinos la llevarán entre rejas por una semana y media si no hay un indulto que evite lo que a priori parece un sinsentido, máxime tratándose de una persona octogenaria.

Es la historia de Nancy Segula, quien decidió cuidar a los felinos después que un vecino se mudara y los dejara abandonados. La sentencia deberá cumplirla a lo largo de este mes de agosto

“Siempre los alimenté porque me preocupaba por ellos, soy amante de los gatos”, dijo la mujer al canal de televisión CBS. “Después a mis vecinos no les agradó el asunto y llamaron a la autoridad de animales”.

En Garfield Heights es ilegal alimentar gatos o perros callejeros. La mujer comenzó a recibir citaciones en 2017. En la última tuvo que ir a la corte penal y allí un juez la sentenció a 10 días de cárcel.

Los hijos de la mujer reconocen que su madre hizo algo ilegal, pero consideran que la sentencia a prisión es exagerada por el tipo de infracción.

Y es que, queridos amigos de Agencia6, en ocasiones nos preguntamos si no estaríamos todos en prisión si se aplicase al pie de la letra el Código Penal, en este caso nos referimos a España, donde casos similares se han producido en nuestra tierra, como fue el caso de un joven de Sant Joan d´Alacant que estuvo quince días en prisión por robar en una huerta una bolsa de naranjas para comer. La multa que se le impuso no la pudo pagar, y el juez le envió a Fontcalent para cumplir condena y pagar su delito con ello. Algún día ofreceremos todos los detalles en estas líneas.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí