Un policía dispara en la cadera a un hombre armado con un cuchillo que intentó apuñalar a varios agentes

0
10161
Publicidad
Publicidad

El sospechoso recibió el disparo en la pelvis y fue ingresado en el Hospital Gregorio Marañón.

Un policía nacional ha disparado en la cadera a un presunto delincuente que trató de apuñalar a varios agentes en Carabanchel. El supuesto agresor, de 23 años, se encuentra detenido en el Hospital Gregorio Marañón donde ha sido intervenido de la herida de arma de fuego en la zona pélvica, según la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El suceso se desencadenó durante una pelea entre vecinos, en la calle Julio Antonio de Carabanchel. La sala del 091 recibió un aviso de un enfrentamiento vecinal a las 11.30 horas de este martes.

Al llegar los agentes al lugar un joven de 23 años, armado con un cuchillo, ha lanzado varias cuchilladas a una policía nacional que blandía su arma reglamentaria. Era el primer día de prácticas de la agente. A continuación ha llegado un coche patrulla y se ha abalanzado contra el vehículo del 091. En las imágenes grabadas por una vecina se puede ver al sospechoso en la acera con el cuchillo y como uno de los policías le dispara en la cadera cuando inicia la carrera hacia él.

El chico, español y con varios antecedentes policiales, ha sido asistido por efectivos del Samur-Protección Civil. Tras ser atendido, ha sido trasladado al Hospital Gregorio Marañón con una herida de pronóstico reservado, según una portavoz de Emergencias Madrid.

Ramón Cossío, portavoz del sindicato policial SUP, dijo a este periódico que lo ocurrido este martes en Carabanchel “se podría haber solucionado de otra manera con una táser”. Estas son las pistolas que emiten descargas eléctricas e inmovilizan a los sujetos que se enfrentan a la Policía, ya utilizadas desde hace un tiempo por los Mossos y varios cuerpos de Policía Local. Cossío explicó que “el SUP ha presentado ya varias peticiones ante el Consejo de la Policía para que se estudie su posible implantación en la Policía Nacional previa regulación, porque en situaciones de máxima tensión con muy poco tiempo para reaccionar, puede ocurrir que un arma de fuego cause daños irreparables a la persona disparada, mientras que la táser es mucho menos lesiva”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí