El Partido Popular de Benidorm es acorralado por algunos vecinos ante casos gravísimos de corrupción

0
10240
Publicidad
Publicidad

El próximo miércoles se celebrará en el Ayuntamiento de Benidorm un plenario del Consejo Vecinal de la ciudad presidido por el alcalde popular Toni Pérez, político que lleva sentado en el hemiciclo local desde junio de 1995, y por lo tanto, ha sido partícipe de las tropelías realizadas por los gobiernos populares donde él estuvo presente en la toma de decisiones. Vecinos de Benidorm no están dispuestos a olvidar lo sucedido con la parcela del Burguer King junto al Cementerio Virgen del Sufragio. Se realizó una venta parcial del terreno sin ser propiedad municipal, las 9.492.739 pesetas que pagó el Hotel Corona del Mar no constan en parte alguna, y en el Registro de la Propiedad ni consta la segregación y venta de los metros cobrados por alguien, ni el procedimiento se hizo como marca la Ley para venta de patrimonio público; se hizo a dedo y no por subasta. Todo un dislate que muchos en la ciudad piden que se aclare “caiga quien caiga”.

La cosa viene de largo pero es actualidad dado que todo está candente en los Juzgados de Benidorm. Tanto la familia donante de la parcela allá por el año 1997 como particulares quieren saber qué ha pasado con esta operación, amén de saber por qué el Ayuntamiento de Benidorm, gobernado tanto por populares como por socialistas en el periodo donde pudieron cometerse delitos, permitieron la permanencia de una multinacional de hamburguesas en una parcela de titularidad municipal como ha defendido el propio Ayuntamiento, sin pagar un céntimo y sin licencia de apertura durante ocho años. Cualquier fiscal, de oficio, ya tendría que haber actuado ante tal cúmulo de irregularidades penadas en el Código Penal vigente en España.

Todos sabemos que la empresa que está detrás de las franquicias Burguer King es Quick Meals Ibérica, sociedad imputada en Juzgados de Madrid y Valencia por haber financiado ilegalmente al PSPV-PSOE. ¿Tendría o tendrá algo que ver ese Burguer de Benidorm que ha estado sin licencia y sin pagar durante ocho años con esa trama que tiene pendiente los juicios donde está la cúpula de los socialistas valencianos?. Lo curioso de esta circunstancia es que los populares de Benidorm, ante esta causa de presunta financiación ilegal, han callado y jamás han abierto su boca, probablemente porque en la Capital Europea del Turismo de la Costa Blanca ponen en práctica eso de taparse mutuamente, el “hoy por tí, mañana por mí”.

Tal y como adelantó Agencia6, un diputado nacional del PP confesó a nuestra redacción en plan confidencial que “el Burguer King de Jaime I también ha pagado facturas en las campañas del PP, entre otras, el mechandising que se repartió en campañas como fueron las de 2007 y 2011″

Consejo Vecinal de la próxima semana

Agencia6 les ofrece el documento que ayer viernes día 5 de julio de 2019 se pasaba por el Registro General del Ayuntamiento de Benidorm firmado por un diplomado en Anticorrupción como es José Antonio Corachán Marzal.

Éste es el documento presentado por Registro Municipal el pasado viernes en el Ayuntamiento de Benidorm

Este reputado vecino de Benidorm, miembro también del Consejo Vecinal representando a su barrio pregunta sin dilaciones al alcalde y los ediles implicados en esta causa preguntas como las siguientes que requieren una respuesta política en honor a la transparencia que pregonan algunos aunque en la práctica son corruptos hasta el tuétano:

El terreno vendido no era propiedad municipal en el momento de la venta

–¿Intervino fedatario público? ¿Y si lo hizo, por qué no consta en el Registro de la Propiedad?

-¿Por qué a día de hoy siguen constanto 575 metros cuadrados en el Registro de la propiedad si se vendieron 116,40 m2 en julio de 2001, y se pagaron casi nueve millones y medio de pesetas que no constan por ninguna parte?

–¿Por qué en anteriores preguntas, el gobierno del PP se escuda con que esos metros “desaparecidos” son de viales que se construyeron en su día, cuando el propio Ayuntamiento, en sede judicial, reconoció el pasado año la venta de parte de la parcela, la misma que no consta por parte alguna y se vendió “a dedo”?

–Si el dinero se admitió por Intervención en julio de 2001, ¿en concepto de qué fue aquel ingreso?

–Si el Secretario Municipal aceptó la venta de 2001, ¿por qué no consta ni escritura ni segregación de los metros vendidos? ¿Por qué la venta se hizo “a dedo”? ¿Quién ordenó aquello?. (Recordar que el actual alcalde ya era edil en aquellos años)

–¿Cómo es posible que el alcalde socialista Agustín Navarro aceptase la donación de la parcela en el añó 2010, cuando la parcela que se había donado ya no era la que el Ayuntamiento aceptó debido precisamente a la venta?

–¿Creen tanto nuestro alcalde como los ediles que todo lo que rodea al Burguer King de Jaime I ha sido legal, o precisamente por todo lo expuesto, es nulo de pleno derecho, y por tanto hay que exigir responsabilidades políticas y penales por quienes vulneraron la Ley?

Todo esto y más dará mucho que hablar en las próximas semanas, especialmente el miércoles, donde la respuesta será de nuevo espuria de manos del infame alcalde de Benidorm y sus ediles implicados en todo este embrollo propio de políticos corruptos incapaces de mantener una mirada limpia cuando toca dar la cara. Lo suyo son otras cosas, y a la vista está. Ahora bien, el tiempo como juez insobornable, colocará a cada actor de esta película en su sitio, eso que nadie lo dude.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí