Los 25 políticos de Benidorm cobraron en la legislatura que hoy finaliza un total de 42.803.488 euros

1
163

Los vecinos han pagado cada mes con sus impuestos a los cargos públicos un total de 764.348 euros. El alcalde popular Toni Pérez, con 24 años viviendo de la política, lleva cobrados en ese tiempo unos dos millones de euros, y según reza en su eslogan electoral, quiere “Aún Más”

Como todos los pueblos de España, hoy Benidorm pone punto final a la legislatura 2015-2019, y elige a sus nuevos representantes, aunque a la vista de las candidaturas que se presentan, poco van a cambiar las caras en el Salón de Plenos que salgan de las urnas tras el escrutinio este 26 de mayo.

Los hombres y mujeres de Benidorm han visto situaciones impropias de un país civilizado en los últimos cuatro años. Desde la detención del multi condenado concejal Leopoldo Bernabeuen febrero de 2016 por corrupción, hasta la desaparición de documentos como el “papelito” de la estación de autobuses que hubiese supuesto un atraco a las arcas municipales por importe multimillonario, hasta ver al alcalde popular Toni Pérez recibiendo al líder de los trileros de la ciudad en la puerta del Ayuntamiento, han sido algunos de los instantes que quedarán para la historia de una ciudad pésimamente gestionada por veinticinco ediles que, aunque su trabajo ha sido irresponsable, sí han cobrado una suculenta nómina a final de mes.


FOTO DEL ALCALDE RECIBIENDO AL JEFE DE LOS TRILEROS EN LA PUERTA DEL AYUNTAMIENTO EN DICIEMBRE DE 2015

Las cuentas delatan que cada mes la broma de sus “emolumentos” han ascendido hasta los 764.348 euros, repartidos según sus respectivas responsabilidades desde el gobierno o bien desde la oposición.

El grupo gobernante del PP se ha llevado cada mes un total de 348.055 euros, seguido de la oposición del PSOE con 187.311 euros. Por su parte, los socios de los populares en el gobierno, los dos ediles de CBM, se han embolsado 54.650 euros mensuales. Los Liberales con sus dos ediles han sumado un total de 52.371 euros, seguidos por los tres concejales de Ciudadanos con 46.371 euros, los 45.109 de los dos “No Adscritos”, y los 30.649 euros del grupo municipal Compromís.

FOTO 2 (DONDE SE DETALLAN LOS SUELDOS Y GRUPOS MUNICIPALES Y CARGOS DE CONFIANZA)

Destaca la suma total de estas cantidades, que en los cuatro años de legislatura suman un total de 42.803.488 euros, lo que representa la mitad de un presupuesto municipal anual de un Ayuntamiento de Benidorm endeudado de forma alarmante. La deuda reconocida oficial cuando desde el Gobierno de España se rescataron a los ayuntamientos en el Plan de Ajuste de Montoro en 2012 fue de unos 120.000.000 de euros, cifra que ha menguado obligatoriamente por la fiscalización de la Hacienda Pública desde el Ejecutivo de España.

Benidorm cuenta con un alcalde que lleva desde 1995 sentado en un despacho público. Tuvo que soportar comisiones de investigación durante el gobierno socialista local entre 2009 y 2015, donde se le acusó de favorecer a familiares vinculados con la venta de material escolar mientras Toni Pérez era concejal de Educación a principios de siglo, amén de otras acusaciones en casos de corrupción que podrían llegar a sentarle en el banquillo en breve. Casos comoArmanello, Foietes, Burguer King, Estación de Autobuses, Fundación Cortés Roig y otras de menor cuantía tienen al actual alcalde en el punto de mira de asuntos candentes en los Juzgados de la ciudad.

La oposición ya le recordó en 2010 que por aquel entonces ya llevaba cobrado del erario público unos 900.000 euros, cantidad que a día de hoy ronda los dos millones pese a su irresponsable gestión en un cuarto de siglo

Benidorm, pese a estos políticos “lumbreras”, que más bien parecen personajes antidemocráticos, sigue padeciendo los problemas que acumulaba el siglo pasado: accesos tercermundistas, nulas políticas medioambientales, playas sin dragar, promoción turística muy deficiente que ha conseguido perder el turismo de calidad que tenía la ciudad, Centro Cultural empantanado once años en la Avenida de Europa, complejos deportivos abandonados y deficientes para las exigencias de los tiempos que corren, Centros de Salud prometidos que no llegan desde hace décadas, Hospital Comarcal del que llegó incluso a aprobarse en Pleno su nombre ( Hospital de Benidorm “Virgen del Sufragio”), colegios e institutos deficientes o abandonados en sus obras, Comisaría de Policía Nacional que se presentó pero no hay ni una mala noticia de ella….o las deficientes patrullas de la Policía Local por falta de efectivos.

De igual forma hay que recordar los problemas de seguridad en ciertos barrios, la contaminación acústica, la prostitución en las calles o los trileros, que han echado a buena parte del turismo de calidad del que disfrutaba la ciudad, aunque el alcalde, como hemos visto, sea capaz de recibir a sus protagonistas en las puertas del Consistorio. Todo ello, entre otras muchas cosas, como es la corrupción dentro de la Casa Consistorial, donde Toni Pérez tendría mucho que decir y mucho que aclarar, algo que la sociedad benidormense pide a gritos.

No podemos olvidar la inexistente política de viviendas sociales, el abandonado Centro Comercial que no llega por mucho que cacareen, o las ilusorias ayudas de administraciones supramunicipales, que han sido escasas y limosneras debido a la escasa diplomacia negociadora de estos políticos.

La irresponsabilidad del gobierno del PP en Benidorm ha situado a la ciudad al borde del caos en los últimos meses debido a las obras que, por proximidad de las elecciones, han enervado los ánimos de los ciudadanos ante el ambiente irrespirable que se ha generado en todas sus calles, plazas y avenidas.

Los ciudadanos han visto como en ciertos puntos, obras realizadas recientemente se han levantado ante los errores cometidos, elevando de forma muy sospechosa los presupuestos que mucho temen los vecinos, terminarán endeudando la ciudad de forma insufrible.

Este domingo 26 la ciudad podría cambiar si nos atenemos a los resultados del pasado día 28 de abril, cuando el PSOE “barrió” inesperadamente al PP en las urnas. Habrá que esperar a la evolución de los acontecimientos, pero tras estas elecciones municipales podría pasar de todo en Benidorm.La ciudad es la locomotora de la comarca, y en estos momentos no podemos hablar de una locomotora de “alta velocidad”, más bien hablamos de un tren diesel o de carbón, y los culpables de todo ello pasa por la casta política incapaz de estar a la altura de las circunstancias en los últimos treinta años.


FOTO DE UN GAITERO TOCANDO EN LA PUERTA DEL AYUNTAMIENTO

1 COMENTARIO

  1. La información NO ES VERÍDICA. Eso lo cobraron VEINTICUATRO CONCEJALES. Juan Balastegui, alcaldable de Cs, NO HA COBRADO NADA. Renunció. Ha ahorrado unos 100.000€ a los ciudadanos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí