Batet permitió a los presos encontrarse con sus familiares.

0
9995
Publicidad

La primera decisión de Meritxell Batet como presidenta del Congreso fue la de permitir a los diputados presos reunirse con sus familiares en una sala de la Cámara Baja.

Publicidad

El Tribunal Supremo, en el que Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull están siendo juzgados por presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación, no había concedido este permiso. Es más, había especificado que en su salida de prisión debían hacer exclusivamente lo necesario para tomar posesión de su acta parlamentaria. Poco le importó a Batet, que ahora expresa sus «dudas» con la suspensión de los presos y los pasos a dar, a pesar de que la vicepresidenta del Gobierno veía claro hasta anteayer que estos serían suspendidos de forma inmediata. Una visita sin el correspondiente control penitenciario no fue el único privilegio que obtuvieron los soberanistas reos. También hicieron un ostensible uso de teléfonos móviles para comunicarse con el exterior y se grabaron vídeos que sus partidos aprovecharon para hacer campaña con sus mediáticos presos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí