Sánchez y Junqueras se saludan durante la primera votación de la constitución del Congreso

0
57
Publicidad
Publicidad

Arranca la constitución del Congreso y con ella cobra velocidad de crucero la XIII legislatura. El diputado socialista Javier Mazarrón, el de mayor edad del hemiciclo, ha ocupado el sillón de la presidencia y abre una sesión histórica en la que por primera vez hay presos sentados en los escaños. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha evitado saludar a los cuatro diputados electos que consiguieron acta en las últimas elecciones el 28 de abril a su llegada al hemiciclo. Pero ha intercambiado un saludo que ha incluido cruce de manos con Oriol Junqueras, a instancias de éste, durante el transcurso de la votación para la elección de la nueva presidenta, la socialista Meritxell Batet. Al líder de ERC se le ha visto después departir animadamente con el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell. Junqueras e Iglesias sí se han saludado a la llegada del primero al hemiciclo.

Los presos han sido los últimos en entrar en el hemiciclo, a pesar de haber llegado al Congreso desde la cárcel a las 8:30 horas de la mañana. Oriol Junqueras se ha sentado junto a sus compañeros de ERC en la tercera fila del tercio izquierdo, justo detrás de los diputados de Vox. En cambio, Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull se han ubicado junto a sus compañeros de JxCat en la segunda fila del tercio central, justo detrás del Ejecutivo en funciones.

No había pasado la primera hora cuando Sánchez, Rull y Turull se han abandonado el hemiciclo por la puerta de arriba para dirigirse a la cafetería reservada a los diputados. Un desplazamiento que han realizado muchos otros diputados después de votar a su candidato o candidato a la presidencia del Gobierno. Todas las salidas del hemiciclo están custodiadas por agentes de policía vestido de paisano. Dentro del Salón de Plenos ha sido frecuente ver a Turull y Rull haciendo uso del teléfono móvil, a pesar de que dentro de la prisión tienen prohibida esta tipo de comunicación.

Los quince diputados de ERC han escrito la palabra «Llibertad» en su voto a la presidencia, en lugar de escribir el nombre de un candidato. Al hacerlo así, todos sus votos se consideran nulos.

La socialista Meritxell Batet ha resultado elegido presidenta del Congreso en segunda votación por 175 votos a favor, los mismos obtenidos en la primera votación pero uno menos de los necesarios para alcanzar la mayoría absoluta que exige el Reglamento para una elección directa.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí