Un catalán y una gallega, entre las víctimas del accidente de avión en Etiopía

0
10016
Publicidad
Publicidad

n el avión que se estrelló este domingo minutos después de despejar de Addis Abeba (Etiopia) viajaba el catalán Jordi Dalmau Sayol, de 46 años, y la gallega Pilar Martínez Docampo, de 33 años, según han confirmado fuentes oficiales. Son los dos ciudadanos de nacionalidad española que perdieron la vida, junto a 155 personas más, en el accidente del Boeing 737 de la aerolínea Ethiopian Airlines que cubría el trayecto entre la capital etíope y Nairobi (Kenia).

Según ha confirmado la familia a El 9 Nou, Dalmau Sayol era vecino de Granollers (Vallès Oriental) e ingeniero químico. El hombre, soltero, trabajaba para la empresa Almar Water Solutions, con sede en Madrid, una firma especializada en el desarrollo, promoción, diseño y operación de infraestructuras de agua. Se encontraba en Kenia para encargarse de la planificación de la primera desaladora de gran capacidad del país.

El ingeniero químico era el encargado del desarrollo de la desaladora con mayor capacidad de Kenia

Está previsto que esta planta desaladora suministre más de 100.000 metros cúbicos de agua diarios a más de un millón de personas del condado de Mombasa. Anteriormente, el granollerense trabajó para Comsa Medi Ambient, en Chile, y también para Abengoa, en China. La embajada de España en Etiopía y la compañía aérea se han puesto en contacto con la familia.

La otra víctima española de la catástrofe, Pilar Martínez Docampo, era vecina del municipio pontevedrés de Cangas y trabajaba como cooperante en la zona del accidente. El Ayuntamiento de la localidad ha decretado tres días de luto oficial y ha ordenado que las banderas luzcan a media asta.

La cooperante trabajaba en la zona donde sucedió el accidente

Por el momento se desconocen las causas que pudo producir el accidente aéreo, tras el que la aerolínea Ethiopian Airlines ha decidido suspender el uso del modelo Boeing 737 “como medida adicional de seguridad”, según ha señalado en un comunicado. El avión, en el que viajaban ciudadanos de 35 nacionalidades distintas, fue adquirido por la compañía en noviembre de 2018.

El consejero delegado de la aerolínea,Tewolde Gebre Mariam, ha detallado que el piloto había avisado a la torre de control que estaba teniendo “dificultades” y que se le había concedido autorización para regresar al aeropuerto de la capital, pero instantes después de esta comunicación se perdió la señal del aparato.

El piloto del avión avisó a la torre de control que estaba teniendo ‘dificultades’ con la nave

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí